Mesas de billar baratas. ¿Cuál es mejor comprar?


Última actualización: Junio, 2017

Una mesa de billar convertible puede constituir una gran adición para tu sala de juegos. Aun así, como todos los accesorios de juegos de esta categoría, sean mesas de ping pong o futbolines, hay algunas normas que te asegurarán una buena compra. Simplemente para tomar la decisión correcta a la hora de elegir entre los centenares de mesas de billar baratas disponibles.

Y, por supuesto, éstas son normas que recomendamos seguir en orden, especialmente si estás buscando un precio mesa de billar concreto, medidas, accesorios específicos, etc. Puede pasar que, al comprar mesa de billar de alta cama, sin tener en cuenta medidas, precio o aplicaciones extra, que no es exactamente lo que estabas buscando. Incluso en algunos casos, eso podría significar ser incapaz de tomar ventaja de todas las características que incluye.

Mesas de billar baratas. Las mejores

Podemos afirmar que las mesas de billar baratas como las más caras, habrá que elegirlas conforme lo que cada persona busque. En este sentido, características como las medidas, color y demás, no se puede elegir de forma objetiva. Por este motivo, en el caso de esta comparativa, lo que hemos hecho ha sido mirar distintas tiendas online comparando sus precios para ver dónde puedes obtener la mejor mesa de billar barata por lo que vas a pagar. Así pues a modo de conclusión, la siguiente tienda es la que tiene los mejor precios para comprar tu mesa, así como política de envíos y devolución.

comprar mesas de billar baratas
Ofertas

Producto: Mejores mesas de billar baratas
Precios: 60-700€
Valoración: opinión
Tienda: Amazon. Mejor precio encontrado

Como ves, dependiendo de lo serio que te quieras poner con el billar, podrás ver que las mesas de billar más pequeñas pueden comprarse por unos 40 euros, aunque claro, sólo tienes que esperar sencillez. Por otro lado, encontrarás las que son más profesionales que pueden llegar perfectamente a los 700 euros. Simplemente ten un presupuesto en mente y compra en la tienda anterior, que es la que más te podemos recomendar por las características que te hemos comentado anteriormente.

Eligiendo las medidas de la mesa de billar

Esta es una pregunta con truco. No sólo quieres asegurarte de que las medidas mesa de billar no exceden las de la habitación. Quieres tener en cuenta también el espacio que necesitarás para apuntar y golpear la bola. En otras palabras, si la pared interrumpe tus tiros y te obliga a posicionarte de formas incómodas, la calidad del juego se ve afectada negativamente de forma considerable.

Antes de presentar las guías generales de las dimensiones de las mesas de billar, te ofrecemos un pequeño recordatorio. Es importante tener en cuenta que dichas especificaciones no tienen en cuenta el tamaño de las bandas de la mesa. Dependiendo del modelo, pueden variar entre 10 y 15 cm. Al mismo tiempo, aunque las medidas estándar son bastante universales, puedes pedir mesas de billar baratas más cortas. Con ello, podrías compensar la posible falta de espacio.

Te toca evaluar tus opciones. Asumiendo que usarás una medida estándar, éstas son las consideraciones que debes recordar:

  • Las medidas mesa de billar de 100×200 centímetros requieren una habitación de al menos 4×5 metros.
  • Las mesas de 110×220 centímetros requieren una habitación de 4,5×5,5 metros.
  • Las mesas de 130×250 requieren una habitación de 4,5×6 metros como mínimo.

También es necesario señalar que necesitarás considerar especificaciones particulares de tu casa. Cada habitación tiene una arquitectura distinta que deberás tener en cuenta. Las piezas y muebles potenciales podrían molestar o dificultar el juego, por ejemplo. Aun así, como hemos mencionado, siempre puedes adaptar tu juego acortando cada mesa o bien usando palos de billar más cortos.

Componentes de las mesas de billar a considerar

Las mesas de billar consisten de los siguientes elementos: patas, cuadro o chasis, la tabla, carriles, bolsillos y felpa. Para evaluar la calidad de una mesa de billar, necesitas familiarizarte con los básicos de cada módulo, es cierto. Aun así, también tienes que conocer sus aspectos más intricados.

Patas

No hay mucho que decir sobre las patas de una mesa de billar. Aun así, la mayoría de expertos consideran que el mejor material para esta parte es la madera sólida. Ciertas mesas tienen patas trabajadas, que toman formas varias, pero eso se relaciona más con tus preferencias estéticas. Podemos asegurar que unas patas de formas poco usuales no afectarán la precisión de tus tiros. Por supuesto, asegúrate de que la mesa está bien balanceada y que las patas son estables.

Cuadro

El cuadro de una mesa de billar es importante porque constituye la estructura que junta los demás componentes. Al principio, el único material utilizado para la construcción era también madera sólida. Aun así, hoy en día los paneles de fibras de densidad media están volviéndose muy populares.

Mientras es relativamente cierto que el debate entre fabricantes que prefieren la madera sólida para el cuadro y los que prefieren las fibras de densidad media ya terminó hace tiempo, el tipo de material usado en ese caso afecta poco al resultado final. La situación es similar para los cuadros ahusados y los rectos: no afectan la estabilidad y durabilidad de la mesa.

Ahora, si hablamos de la estructura del marco, ya es otra historia completamente, puesto a que las opiniones respecto al tema están divididas. Las mesas de billar óptimas dan soporte a la tabla a través de una barra central. Ésta, a su turno, está reforzada por dos barras cruzadas que van de un lado a otro de la tabla. Ciertos fabricantes afirman que la barra central doble es superior en términos de estabilidad. Aun así, la mayoría de instaladores expertos lo ven como un truco de márquetin. Para explicarlo de forma simple, no hará daño instalar las dobles barras centrales. La mayoría de nuestros expertos concuerdan que dicha instalación sólo afectará al precio final de la mesa de billar barata.

Tabla

La tabla debe ser de pizarra auténtica y extraída de cierta forma. Debe ser durable y resistente a las fluctuaciones de temperatura y humedad una vez perfeccionada y cepillada con precisión. Debería ser una superficie completamente plana, que te proporcione esa rotación genuina. Busca fabricantes que te den medidas que especifiquen el nivel de precisión. Algunos fabricantes usan pizarra sintética, así que vigila aquellos que usen la palabra “pizarra” con sufijos o prefijos o variantes.

El grosor de la pizarra sí afecta el coste de fabricación de las mesas de billar, pero no su ergonomía. Especialmente si está instalada y apoyada como es debido. Se recomienda un mínimo de 2 centímetros de ancho para las mesas de billar baratas y menos asequibles.

Las tablas de pizarra de las mesas de billar pueden tener de 1 a 3 piezas distintas. Las tablas operadas con monedas acostumbran a tener una tabla de pizarra de una sola pieza. La ventaja de una tabla de una pieza es que es mucho más fácil de nivelar para los inexpertos. La mayoría, en cambio, vendrán con tres piezas, ya que son mucho más fáciles de transportar.

La pizarra puede venir con o sin una tabla de madera, conectada a la parte inferior de ésta. También se puede grapar el fieltro a los lados de la tabla de madera para que quede bien tenso. La alternativa es pegarlo a los lados exteriores de la pizarra. Eso puede alterar la superficie de juego de la tabla una vez esa se mueva o recubra.

La pizarra sin tabla de madera debería acomodarse en el marco de la mesa de billar convertible directamente. Algunas mesas de billar baratas tendrán un “alineador” para la pizarra que se encuentra incorporado en la parte superior del marco de la mesa. La pizarra debería alinearse directamente en las líneas de dicho alineador. A su turno, el fieltro puede ser grapado en las mismas líneas.

El problema más grande es que los calzos usados para nivelar la mesa de billar separarán la pizarra del alineador. Otras mesas de billar baratas tendrán un tablero superior de fibra de densidad media. Aun así, pueden ser de buena calidad igualmente.

La pizarra debería ser asegurada mediante tornillos al marco o alineador de la mesa de billar. También debería haber tornillos que alineen la mitad de la mesa. Eso ayudará en caso que la pizarra tenga alguna deformación, pero la pizarra de calidad no los necesitará. Los instaladores de los modelos de mesa de billar barata también pueden taladrar agujeros con brocas de carburo de diamante si necesitan mover la pizarra de sitio.

Carriles

Un diseño de carril de tamaño superior, de madera laminada y de dos piezas, te dará un componente que resistirá las fisuras, ahuecamiento o deformaciones. Busca tableros de fibra de densidad media u otros compuestos de alta tecnología del mercado.

El alineador de carriles es la parte del carril que no es visible cuando la mesa de billar barata es montada. Se engancha a la parte inferior del carril superior visible. También es donde los protectores de goma se enganchan a los carriles de la mesa. El carril inferior también se acopla a la pizarra cuando ésta es atornillada.

Deberías buscar un carril inferior de madera sólida. Ésta te dará el mejor soporte. Es posible que veas carriles de tableros de fibra de densidad media u otros compuestos.

El superior es la parte que se ve una vez la mesa de billar ha sido montada. El carril superior debería ser hecho de madera sólida, que resista las ralladas y golpes de las bolas de billar. Algunos modelos menos caros tendrán chapa o laminado en los carriles. El laminado puede ser una sustancia muy durable, resistente a las ralladuras.

Los carriles estándar son muy típicos entre las mesas de billar baratas. Éstos acostumbran a tener bolsillos de piel, expuestos en el exterior de la mesa. La mayoría de carriles superiores miden unos 12 centímetros.

Los carriles de perfil más ancho que los estándares llegan a medir 15 centímetros. Te dan así un área más grande para colocar las manos mientras juegas, y dan un mejor aspecto a las medidas mesa de billar convertible. Piensa que sigue tratándose de un mueble.

Los carriles de perfil comercial acostumbran a estar hechos de laminado o de chapa. En las mesas de billar más baratas, habrá bolsillos de plástico, que durarán más que los de piel. Otra parte crítica de la parte superior de los carriles son las herramientas usadas para sujetar los carriles a la pizarra o a la superficie de juego. Un método de sujeción es un sistema de tuerca-plaquita de acoplamiento que se coloca dentro del carril. Éstos, junto con un tornillo hexagonal de 3/8’’ y arandelas dentadas, proporcionan la tuerca adecuada y la fuerza perfecta. Así, eliminan la posible vibración causada por los golpes durante el juego.

Bolsillos

El único aspecto que de verdad importa aquí es su material. Tienes tres categorías entre las que elegir: plástico, goma y piel.

Para empezar, el plástico es la opción principal de las mesas de billar baratas y de las de poca calidad. La goma, en cambio, es más usada en mesas de billar comerciales. Finalmente, la piel es la elección típica para los modelos de mesa de billar convertible, los que se tienen en casa.

Notarás que también puedes mejorar la estética de los bolsillos a través de protectores y flecos. Aun así, los expertos dicen que los beneficios de dichas adiciones son bastante limitados. Puedes optar por la mejor presentación en caso de querer gastar un poco más sin más beneficio que el estético.

Fieltro

Típicamente, puedes elegir entre las mezclas de lana o una variante de dicho material. La última parece ser la mejor opción, y ha estado ganando popularidad por su superior consistencia y mejora del juego. Además, es más resistente, y puede ser limpiada más fácilmente. Como mencionamos en la sección en la que explicábamos los carriles, la mejor manera de adherir el fieltro a la pizarra (sin importar el tipo) es a través de los tornillos. Aun así, si el fieltro presente tiene dobladuras, puede ser manejado por un mecánico de mesas de billar. Agujeros en la textura significará su reemplazo futuro en caso de que necesites mover la mesa de billar.

Gama de precios

¿Cuánto quieres gastarte? La mayoría de veces, el precio refleja la calidad y el acabado de la pieza. Sería aconsejable echar un vistazo a los materiales usados en la construcción de la mesa de billar. Busca una integridad estructural, además de carriles y almohadillas que proporcionen una mejor respuesta de juego. Recuerda que, cuánto mejor sean los materiales y el acabado, más vas a gastar.

Precio mesa de billar asequible

Los modelos menos caros son los que van de los 475 euros a los 1000 euros. Normalmente, la falta de calidad de los modelos asequibles convierte a las mesas de calidad baja en un juguete ideal para los jóvenes. No es una mesa de billar hecha para jugar con precisión. La superficie de juego está hecha con materiales artificiales.

Éstas son mesas de juego, diseñadas para que te las lleves a casa, las montes, ajustes, y ya puedas empezar a jugar. Los materiales usados durante su fabricación son inferiores, y, por lo tanto, su garantía es limitada, si está disponible. La vida de la mesa de billar asequible, por lo tanto, es corta. Se estima que duren unos 5 años. Aun así, es muy probable que a los 2 o 3 años ya tengas que reemplazarlas o arreglarlas.

Precio mesa de billar económico

Los modelos económicos son los que van de los 1.000 a los 2.000 euros. Acostumbran a tener una buena relación calidad precio. Busca modelos que tengan una pizarra de ¾’’. Es posible que, en muchos casos, los fabricantes usen imitaciones de pizarra o pizarras fabricadas.

La pizarra corta, otro método que los fabricantes usan para recortar costes, es una pizarra con un marco de madera. Tiene unos agujeros en la madera y los carriles se ajustan en el mismo marco, no en la pizarra. Eso puede resultar en un alineamiento pobre, lo que causará que los carriles vibren, y no se pueda jugar con perfecta precisión.

El material usado en los carriles y del cuadro está típicamente hecho de aglomerados cubiertos con laminados de bajo grado o vinilo. Su estética es excelente los primeros meses, pero debes tener en cuenta que los aglomerados irán desmenuzándose con el tiempo. Las almohadillas y otros materiales son típicamente de baja calidad. No es de extrañar, entonces, que la garantía común para las mesas de billar económicas sea de un año, y limitada. Se espera que este tipo de mesa dure de 5 a 7 años.

Precio mesa de billar de gama media

Los modelos de gama media son los que van de los 2.000 euros a los 3.500 euros. Acostumbran a ser los más populares, por los que los encontramos en distintos estilos, complementando cualquier tipo de decoración.

mesas de billar baratasEl interior está reforzado con soportes cruzados y centrales. El carril superior está hecho de madera sólida laminada, y las almohadillas de goma son de calidad. Bolsillos de distintos colores añaden a la buena estética de las mesas de billar de este nivel.

El cuadro o chasis, patas y la estructura de la mesa de billar estarán hechas con tableros DM lacrados, cubiertos con una variedad de materiales. Asegúrate de que las patas transfieren el soporte y la resistencia adecuada a la superficie de juego.

Este nivel de mesa de billar de gama media ofrece características de juego excelentes, además de su diseño atractivo y resistente. Deberían ser consideradas una inversión de futuro.

Tenemos un consejo final sobre las mesas de billar baratas de gama media. Shelti Pool Tables es una de las compañías de la industria de la mesa de billar más cualitativas. Aunque su precio es bastante económico, su fabricación es como la que ves en las mesas de las tabernas o salones de billar. Las mesas de billar de Shelti están hechas para soportar el juego riguroso y frecuente. Así que, no juzgues todas las mesas por su precio, ya que no siempre reflejan la buena calidad y rendimiento.

Precio mesa de billar personalizada

Los modelos personalizados son los más caros, y van de los 3.500 euros para arriba. Cuando compres una mesa de billar personalizada, deberías esperar los materiales de más calidad. Asimismo, la fabricación y el diseño deberían ser de la misma gama alta. Las mesas de billar personalizadas te darán la opción de elegir chapas de maderas exóticas o trabajadas artesanalmente. Podrás elegir la ornamentación que prefieras.

Las mesas de billar de este nivel deberían tener características de construcción de la más alta calidad. Todos los materiales usados en el proceso de fabricación deberían ser de alta gama. Eso ya de por si aumenta el precio de fabricación del producto. Además, se le añaden detalles únicos y diseños intricados, algo bastante estándar a este nivel. Aunque suben su coste, son extras que realmente distinguen la mesa de billar convertible de gama alta de la común. Este tipo de mesas de billar deberían considerarse herencias familiares, incluso, y ser pasadas de generación en generación, por su alta calidad y artesanía. Además, vienen con una garantía de por vida (la mayoría, por lo menos).

Curiosidades

La palabra “billar” viene del francés “bille” y “art”. “Bille” significa pelota, y se refiere al juego que involucra varias pelotas y un palo. “Art” por otro lado, significa arte, y se refiere al arte o a la destreza de jugar al juego.

Los testimonios históricos son bastante ambiguos, y aunque los franceses le han dado nuevo significado y vida al juego, redefiniéndolo, evolucionándolo y popularizándolo, no pueden asegurar haberlo inventado. El billar era jugado como un juego de sobre hierba, de exteriores, similar al golf o al croquet, durante el siglo XVI en el norte de Europa.

Las primeras pruebas de la existencia del billar son del 1470, y fueron encontradas en el inventario del rey Luís XI de Francia, en la forma de un juego de mesa de billar. Aun así, se cree que dichos juegos de exterior se originaron de juegos de bate y pelota del siglo XIV. Los historiadores no están seguros del porqué de la evolución de dichos juegos. Igual pasa con su origen: fueran originados por entretenimiento o por razones sociales o religiosas sigue siendo debatido entre los historiadores.

El billar fue oficialmente un juego de interior una vez se hubo popularizado entre los aristócratas y plebeyos de la Francia de mitades del siglo XVI. Se trata de un juego de ejercicio sutil, profunda concentración y agilidad mental, por lo que ofrecía un juego justo y de igual dificultad para los jugadores de ambos sexos. A mitades del siglo XVII, la versión de mesa más conocida actualmente apareció. Las innovaciones en el palo fueron introducidas durante el siglo XVIII, y llevaron a la desaparición de la maza utilizada inicialmente. Poco después, el billar adquirió un estatus como juego científico con equipamiento precisamente diseñado. La fabricación de las mesas de billar empezó a especializarse, y se estandarizaron las normas del juego.

La punta de piel, inicialmente diseñada por el capitán Minguard para la protección del palo añadió una nueva dimensión al juego. Fue en los años 1850 que el billar se esparció más por el mundo. En 1826, John Thurstion de Inglaterra cambió la tabla de madera de la mesa de billar por pizarra. En 1797, nuevas telas reemplazaron el algodón o la lana para mejorar la suavidad y la fricción. Para 1869, las bolas pasaron de la madera al marfil hasta las presentes de plástico con relleno de coloidal.

El primer local de billar público fue construido en Inglaterra a finales del siglo XVIII. Éste tenía una única mesa de billar con un solo bolsillo. El local de billar más grande de la historia fue construido en Detroit durante los años 1920. Tenía más de 100 mesas de billar, además de una habitación para exhibiciones con una sala de teatro de 250 asientos.

El primer campeonato mundial de billar de la historia fue el Campeonato Mundial de Billar de 1873. William Cook ganó el título. John Roberts quedó segundo.

La primera mujer que ganó el Campeonato Mundial de Billar fue en realidad un hombre. La campeona, conocida como Frances Anderson, famosa por ganar a casi todos los jugadores europeos y americanos (mujeres y hombres) durante las primeras décadas del siglo XX, se reveló como un hombre nacido con el nombre de Orie y causó un gran revuelo en el círculo de billar de los años 20.

¿Te ha sido de utilidad esta publicación?

Sólo haciendo clic al botón de +1 de abajo nos motivas a ampliar la información.

Qué más tienes que saber

  • Las comparativas hechas son del todo objetivas. No aceptamos pagos de empresas.

  • Juntar y contrastar esta información son muchas horas de trabajo. ¿Quieres darnos soporte sin darnos nada? Sólo tienes que utilizar las ofertas que te enlazamos del producto que vayas a comprar. Serán los mejores precios y nos darán una comisión muy pequeña que nos ayuda a seguir escribiendo para ti.

¿Quieres preguntar o comentar?

Puedes comentar en esta sección.
Comentarios de esta página han sido cerrados.