Olla a presión (programable, eléctrica…). ¿Cuál comprar?


Última actualización: enero, 2017

En MejorCalidadPrecio ya tenemos por la mano esto de comparar cosas de la vida diaria que no pensabas que se podrían analizar. En este caso miramos cuál es la mejor olla a presión calidad precio junto con alternativas. Vamos a ir directos al grano.

Mejor olla a presión. Comparativa

Después de mirar cada olla a presión programable, eléctrica y manual que valiera la pena, hemos terminado con esta clasificación que sin duda te servirá. Por orden de valoración y opiniones aquí tienes el mejor ranking de la historia para encontrar la mejor olla a presión en relación calidad-precio.

Mejor olla eléctrica programable. Instant Pot IP-DUO60

Pensamos que la olla programable Instant Pot IP-DUO60 ofrece la mejor combinación entre rendimiento y precio, para la mayoría de compradores. Es una de las ollas eléctricas más fáciles de usar, y por un precio mucho más asequible que la mayoría. Le damos una puntuación de 4.7/5.

comprar olla eléctrica programable barata
Ofertas

Producto: Instant Pot IP-DUO60.
Precios: 200-250€.
Valoración: opinión
Tienda: Amazon. Mejor precio.

Su interior sin revestir es más durable que aquellos revestidos con materiales antiadherentes. La tapa desmontable facilita su limpieza, aunque no es tan práctica para los zurdos. Se trata de una de las mejoras ollas a presión que hemos probado para saltear o rehogar.

Una vez la hayas sacado de su caja, la Instant Pot IP-DUO60 parece complicada de utilizar. De hecho, a pesar de eso, es mucho más fácil que algunos modelos de olla eléctrica programable que hemos probado. Después de unos minutos leyendo las instrucciones y probando botones, fuimos capaces de usarla sin problemas.

En comparación, los mandos de control de otros modelos de ollas programables de calidad similar eran más complicados. Por otro lado, los dispositivos competidores que eran tan fáciles de operar costaban más, tenían menos funciones o peor practicidad.

La parte interna de acero antiadherente de la Instant Pot IP-DUO60 es una de las más durables que hemos encontrado. La mayoría de ollas programables son distintas, con interiores revestidos antiadherentes que pueden ser dañados fácilmente. Eso es un problema que puede acortar de manera significativa la vida de tu olla a presión. Además, a pesar de que los trozos de capa antiadherente no son perjudiciales para la salud, los usuarios de ollas eléctricas poco durables acostumbran a perder el apetito al ver su comida llena de pedacitos de antiadherente.

La Instant Pot IP-DUO60 era una de las únicas ollas programables que hemos probado con un interior sin revestimiento. También tiene una estructura Tri-ply al fondo, lo cual ayuda a que la comida se cocine de forma uniforme.

Nos gusta que la Instant Pot IP-DUO60 tenga tres configuraciones de temperatura. La mayoría de modelos de olla programable con el mismo precio que hemos revisado solo disponen de uno o dos. La configuración de fuego lento puede ser usada para cocinar un sofrito para una base de un caldo, aporta un color muy satisfactorio a la cebolla. Podríamos afirmar incluso que un mejor color que el de otras ollas eléctricas con revestimiento.

La tapa de la Instant Pot IP-DUO60 se desengancha. Ésta se puede adjuntar a la olla programable de nuevo, utilizando las piezas de cada uno de sus mangos. Es muy conveniente en caso de que no tengas mucho espacio de encimera.

Como todas las ollas eléctricas a presión, la Instant Pot IP-DUO60 viene con mecanismos de seguridad. Eso incluye un sistema de tres bobinas de presión. La primera es un sensor que mantiene la presión entre 10.12 y 11.6 psi. En la remota posibilidad que la presión exceda los 15.23 psi, el vapor escapará a través de una bobina reguladora de presión. Si el regulador de presión resulta ser defectuoso – algo muy improbable – el regulador de presión excesiva se activará. Eso significa que la cocción interna bajará y el vapor será liberado por debajo del obturador de la tapa.

La olla a presión Instant Pot IP-DUO60 viene en tamaños de 4,7, 6 y 7,5 litros. Creemos que la versión de 6 litros es la más apropiada para la mayoría de hogares. Ésta olla tiene 6 funciones programadas – cocción a presión, a fuego lento, cocción de arroz, salteados, yogurt y al vapor. Además, viene con un programa manual que te permite controlar el tiempo y la configuración de presión.

Su manual de instrucciones detalladas, fácil de seguir, y su librillo separado con recetas es de lo más útil. Aunque el libro de recetas incluye instrucciones en chino por separado que me gustaría entender, la sección en inglés tiene instrucciones muy útiles para cocinar varios tipos de carne, pescado, legumbres, cereales, verduras e incluso frutas.

Defectos, pero no obstáculos

Hay una obertura en la olla exterior donde se atascan granos de sal y migajas. Es un poco incómodo de limpiar – incluso es más recomendarlo limpiarlo con la obertura pequeña de una aspiradora. Aparte de ese pequeño detalle, generalmente, la Instant Pot IP-DUO60 es fácil de limpiar.

Algo necesario que comentar que nos parece desconcertante es que es poco funcional cuando se trata de cocinar arroz integral. Aun así, ninguna de las ollas eléctricas que probamos funcionaba bien en ese aspecto. Nos preguntamos si, por norma general, los modelos de olla eléctrica programable tienen ese defecto en funcionalidad. A pesar de todo, no lo consideramos un obstáculo para comprarla por la increíble variedad de platos que puede preparar.

No es uno de los mejores cachivaches a utilizar a la hora de dorar la carne. Aun así, eso es también un factor común en todas las ollas eléctricas a presión. El elemento calentador de la olla programable no puede competir con un fogón tradicional, simplemente. Si tienes que dorar carne, hazlo en una sartén por separado, añádela a la olla y procede con la receta. La idea de exclusividad de uso de una olla eléctrica programable queda algo limitada, pero valdrá la pena.

Mejor olla programable (gas, inducción…). Olla rápida WMF

Por su precio moderado, no creemos que vayas a encontrar una olla a presión mejor que la WMF. Su superficie de cocción es superior a la de la mayoría de ollas programables, y le permite dorar la carne efectivamente. Gracias a eso, además, es capaz de proporcionarte una mayor variedad de platos y recetas. Es por eso que le damos una puntuación de 4.4/5.

comprar olla programable baratas
Ofertas

Producto: WMF.
Precios: 200-240€.
Valoración: opinión
Tienda: Amazon. Precio más económico.

El diseño de la tapa es más fácil de utilizar que el del modelo Instant Pot, incluso para los principiantes. Contrariamente a la mayoría de modelos asequibles, la WMF tiene varias configuraciones de presión. Eso significa que puedes cocinar una amplia variedad de alimentos sin sacrificar su textura óptima. Y, retirando la tapa, puedes incluso utilizar ésta olla eléctrica como una olla común.

La WMF funciona mejor para dorar y saltear. Nos da un proceso de dorado uniforme y profundo, sin quemaduras – aunque los exteriores cocinarán el producto algo más que el resto de la superficie de la base.

Con una superficie de cocción de 25,4 centímetros, la WMF es una de las mejores ollas eléctricas que hemos probado. Puedes llegar a cocinar un pollo entero y que te sobre espacio por los lados. Su base más ancha también le permite de dejar escapar más el vapor, lo que ayuda con su dorado. Contrariamente, las ollas de 7,5 litros más estrechas son menos fáciles de utilizar, porque son muy profundas. Puedes cocinar con un fogón más grande, también – éste necesita estar justo debajo de la base, ya que, contrariamente, puede dañar su tapa y dañarla.

Los programas de cocción de la WMF son muy fáciles de configurar. Algunas de las configuraciones de otros modelos de olla a presión eran complicadas de utilizar, contrariamente a las de ésta.

El panel de control superior está marcado con claridad, indicando las dos configuraciones de presión y su válvula de seguridad. La válvula de presión y el cierre del mango son de color amarillo vivo, muy fáciles de localizar.

La WMF es una de las ollas programables con dos configuraciones de presión. Se trata de una característica de lo más útil porque los alimentos cambian según su proceso de cocción. Por ejemplo, los cereales como el arroz son cocinados más efectivamente a bajas presiones. Algunos alimentos se rompen o cambian de textura a causa de las altas presiones, como el pescado y la fruta. Aunque las configuraciones con dos presiones son comunes en las ollas eléctricas modernas, los estilos más anticuados solo tienen uno.

El obturador de la WMF encaja perfectamente en el perímetro de la tapa. Contrariamente al caso de algunas ollas programables a presión, cuyo obturador está sujetado por un cable, sustituirlo es relativamente fácil. Eso es importante porque limpiar la olla eléctrica programarle es un paso crucial. Es vital para asegurarse de que el obturador y las válvulas no contienen trozos de comida y funcionan correctamente. Cualquier cosa que pudiera obstruirlos haría que tu olla programable no funcionara como es debido.

La olla a presión WMF viene con un manual de instrucciones en español paso-a-paso detalladas. También encontramos un libro de cocina a color, incluido con la olla eléctrica. Éste contiene simples recetas, pero también tablas con los tiempos de cocción de carne, vegetales, cereales y legumbres. Seas nuevo en el ámbito de la cocción a presión o tengas cierta experiencia, éste libro de cocina es una buena adición a tus accesorios de cocina, además de incrementar el valor de la WMF.

Fagor garantiza estos dispositivos durante 10 años, por lo que podrás arreglarlos o sustituirlos en caso de defectos de fábrica. Dicha garantía no cubre tapas o válvulas, ya que éstas necesitan ser reemplazadas cada pocos años, según su uso. Afortunadamente, la misma página web de Fagor – entre otras páginas web – vende partes de todas sus ollas eléctricas.

La olla WMF puede ser utilizada en fogones de gas, eléctricos, de cerámica y de cristal. Viene en 4 tamaños, de 4, 5,5, 7,5 y 9,5 litros, para adaptarse a su amplia variedad de usuarios. Si acostumbras a cocinar para dos, el modelo de 5,5 litros es suficiente. En cambio, necesitarás el de 9,5 litros si quieres hacer grandes cantidades de caldo o sopas.

Defectos, pero no obstáculos

Durante nuestras pruebas, los lados de la base llegaron a quemarse un poco, pero un estropajo para metal antiadherente quitó las marcas muy fácil y rápidamente. Además, y a pesar de ser fácil de utilizar, cuesta un poco de acostumbrarse a la dinámica de la tapa. Aunque hay marcas que muestran dónde alinearla, no se desliza tan fácilmente como nuestra elección de Instant Pot. Ciertamente, éstos no son factores lo suficientemente importantes como para no considerar la WMF la olla programable de calidad que es.

Mejor calidad-precio. Fissler Vitavit Comfort (2.5 – 4.5 – 6 litros)

Si estás buscando una olla programable excepcional con una tapa que encaje suavemente y habilidades superiores, buscas esta Fissler Vitavit Comfort. Su base Tri-ply es más gruesa y ancha que la de la Fagor Duo, y ofrece mejores funciones de dorado y salteado que la mayoría. Especialmente nos gusta que no nos deja marcas en los bordes después de freír o saltear. Le damos una puntuación de 4.5/5, su precio no nos termina de convencer, pero aún así es muy atractivo para muchos presupuestos.

comprar olla a presión barata
Ofertas

Producto: Fissler Vitavit Comfort.
Precios: 169€.
Valoración: opinión
Tienda: Amazon. Mejor precio encontrado.

La Fissler Vitavit Comfort ofrece un mango fácil de agarrar, que añade soporte durante su transporte. Es menos asequible que la Fagor Duo o la Instant Pot, pero se compensa con su calidad y funciones. De todas las ollas programables que probamos, la de Fissler era la más fácil de usar. La tapa se desliza y coloca en su sitio con facilidad, más que la del modelo de Fagor Duo. Además, a través de un pequeño indicador que se ilumina con una luz verde, te indica cuando está colocada correctamente.

En lugar de un indicador y una válvula como tiene la Fagor Duo, la Fissler Vitavit Comfort tiene un solo indicador marcado con anillas, una para la presión baja y dos para la presión alta. El botón de liberación de presión está en el mango, lo que te mantiene las manos lejos del vapor ardiente. Con la Fagor Duo, el mecanismo de control de presión es la misma válvula; para interactuar con ella tienes que acercar las manos a la salida del vapor.

Nos gusta mucho la base de discos Tri-ply de la Fissler Vitavit Comfort. Es la más gruesa de las ollas eléctricas que hemos probado, y se extiende hasta los lados de la olla. Eso significa mejor distribución del calor y retención a la hora de dorar los alimentos después de pesarlos con la balanza.

La Fissler Vitavit Comfort tiene la superficie de cocción más ancha de todas las ollas revisadas. Mide 27 centímetros aproximadamente, casi un centímetro y medio más que el modelo de olla eléctrica programable de Fagor. Apreciamos todo el espacio extra a la hora de dorar la carne y saltear vegetales.

El disco más grande y ancho de la base de la olla programable nos permitió utilizar el fogón más grande. El disco lo cubría completamente: no hay peligro de que el mango o los sistemas de cerrado se dañen.

Esta olla a presión es muy fácil de limpiar. Simplemente tienes que retirar el obturador de la tapa y lavar a mano todas las partes con agua con jabón. Fissler ofrece tres años de garantía que cubren los defectos de fábrica. Aun así, como es normal en estos dispositivos, no cubre los daños causados por un uso descuidado o las partes desgastadas. Eso incluye los obturadores, las válvulas, y las membranas de silicona.

Defectos, pero no obstáculos

La Fissler Vitavit Comfort es una de nuestras elecciones estrella de ollas programables. Tenemos muy pocas quejas, puesto a que nos encanta su maleabilidad y facilidad de uso. Aun así, hay que decir que el precio es excesivo. Es una de las ollas eléctricas más caras que hemos revisado.

Cómo funcionan las ollas a presión

Los modelos de olla a presión aumentan la temperatura del agua hasta llevarla a ebullición. Aplicando presión – de hasta 15 psi para las ollas comunes y de 12 psi para las eléctricas – el punto de ebullición del agua puede llegar hasta los 120 grados. Y, es gracias a estas temperaturas superiores que el tiempo de cocción se reduce hasta los dos tercios del total.

Podríamos decir que una olla a presión es solo una olla con una tapa especial. Si no le colocas la tapa, se comportará como cualquier otra olla de tu cocina. El obturador de silicona colocado en la tapa evita que se escape el vapor incluso a altas presiones. Eso permite que la presión se acumule dentro de la olla, lo que permite cocciones más rápidas. La presión es liberada a través de una válvula colocada en la parte superior de la tapa.

Los modelos de olla a presión más viejos, hechos antes de 1990, tenían una válvula con un peso. Ésta sólo permitía una presión, por ser un mecanismo más sencillo que el de las ollas actuales. De hecho, hoy en día, los modelos incluyen una válvula con muelles. Ésta es más silenciosa, retiene más humedad, y es más segura. Los modelos eléctricos – llamados ollas programables u ollas eléctricas de tercera generación – utilizan una válvula plana.

La seguridad en los nuevos modelos de olla eléctrica programable

Los modelos de olla a presión han evolucionado mucho, comparados con los que nuestros padres y abuelos utilizaban. Las nuevas ollas eléctricas vienen con un sistema de seguridad, como válvulas de seguridad o ciertos tipos de obturadores. Éstos son sistemas diseñados para dejar escapar el vapor en caso de exceso de presión. Los modelos de fogón requieren un poco más de atención por parte del cocinero. Los modelos programables, en cambio, son más seguros gracias a todas sus medidas de liberación de presión de emergencia. Aun así, recomendamos no dejar la cocina cuando se esté utilizando un dispositivo tan potente.

olla a presiónCreemos que es de sentido común, pero te recomendamos no utilizar ollas hechas antes de los años 90. Tienen una única válvula de liberación de presión, lo que es poco práctico además de muy poco seguro. Por ejemplo, podría resultar un verdadero peligro si cocinas verduras con piel o cereales como la quinoa. Si la piel de la verdura o legumbres llegara a obstruir la obertura de la válvula, la olla podría explotar. Además, son ruidosas y de poca practicidad, además de ser excesivamente pesadas. Por su antigüedad, también te verías obligado a reemplazar las piezas y válvulas a menudo, algo difícil de encontrar actualmente.

Cuidados y mantenimiento

El elemento más importante a mantener en una olla a presión es la tapa. Cuando la limpies, asegúrate de que no hay restos de comida en las válvulas. Además, asegúrate de reemplazar sus partes viejas o gastadas cuando haga falta. Para consejos de limpieza más precisos, puedes consultar el manual de instrucciones de tu olla programable. Éste te puede decir qué partes de tu olla eléctrica son seguras de poner en el lavavajillas, o qué partes puedes limpiar con agua y jabón.

Puedes asumir desde un principio que el obturador se gastará en algún momento y necesitará ser reemplazado. Esto es completamente normal en las ollas a presión. Sabrás cuando empiece a estar gastado porque no será capaz de mantener la presión dentro de la olla tan efectivamente. Los obturadores y otras partes como las válvulas están disponibles en las páginas web de los fabricantes por separado.

¿Debería comprarme una olla eléctrica a presión?

Si estás interesado en acortar el tiempo de preparación de la cena, una olla a presión es lo que necesitas. El tiempo de guisar, estofar, o hervir será reducido en un 33% con uno de estos dispositivos. Éstas ollas programables utilizan el vapor bajo presión para cocinar los productos rápidamente. Son muy populares en Europa y la India, por su gran eficiencia y capacidad de ahorro de tiempo y electricidad. Agradecerás haberla comprado después de las largas jornadas laborales, cuando sólo quieres una cena rápida y ligera, y dormir.

Si vives a cierta altitud respecto al nivel del mar – por encima de los 900 metros – una olla programable acortará el tiempo de cocción considerablemente. El punto de ebullición del agua es reducido a medida que la presión se incrementa.

Cómo elegimos y probamos nuestros productos

Cada olla a presión cocinará los ingredientes de forma similar, es por eso que buscamos extras específicos. Especialmente en los modelos eléctricos, hay que tener en cuenta ciertas características y funcionalidad.

Ollas eléctricas a presión

Si de los que dejan la comida cocinándose hasta que el temporizador te lo recuerda, necesitas una olla eléctrica programable. Se trata de un tipo de olla similar a una olla arrocera, de aspecto verdaderamente similar. Puedes poner todos los ingredientes dentro del dispositivo, sellar la tapa, programarlo y olvidarte durante un rato. Es similar a la forma en la que una olla de cocción lenta funciona. Los dos son perfectos para ahorrarte algo de tiempo, y para permitirte de realizar múltiples tareas a la vez.

La diferencia entre una olla a presión y una de cocción lenta está en las veces que interactúas con ella. Mientras que una olla de cocción lenta se programa antes de irte por la mañana, una olla a presión te permite hacer tu comida al momento, al llegar a casa o cuando lo necesites. La presión de programar tus comidas con tanta antelación se desvanece. Una olla eléctrica se adapta al proceso.

Aunque estamos nombrando los productos revisados “ollas eléctricas a presión”, la mayoría son ollas multiusos. Se trata de dispositivos polivalentes. Cocinan a presión, a fuego lento, al vapor, saltean, y cocinan arroz. Alguna de nuestras elecciones estrella incluso puede pasteurizar la leche y hacer yogur. La función de salteado de las ollas eléctricas, por ejemplo, funciona de maravilla al caramelizar la cebolla, entre otros ingredientes.

Por otro lado, tenemos una última consideración sobre su capacidad de cocinar ciertos ingredientes. Si quieres dorar la carne en una olla programable multiusos, ten en cuenta que el resultado será distinto al esperado. Para unos mejores resultados, elije los modelos Fissler Vitavit Comfort o WMF. Éstos son los que mejor funcionaron a la hora de dorar los productos. Por supuesto, siempre puedes utilizar una sartén para dorarlos aparte para luego transferirlos a la olla eléctrica.

Las ollas programables a presión tienen muchos botones y pitidos que pueden resultar desconcertantes en un principio. Es por eso que buscamos modelos con interfaces de usuario simples, intuitivas y fáciles de aprender a utilizar. Necesitan tener pantallas claras que te ayuden a deducir qué es lo que está pasando. Nuestras elecciones estrella son así exactamente. Incluso si tienes poca experiencia con una olla programable, aprenderás a utilizarla enseguida.

Por otro lado, también preferimos ollas de acero inoxidable por las ventajas que estas tienen, antes que ollas con revestimientos antiadherentes. Las últimas acostumbran a dañarse fácilmente, lo que acorta mucho su vida como dispositivo. Tener que reemplazar un producto casi nuevo no entra en nuestra idea de buena relación calidad-precio. Aun así, no descartaríamos completamente una olla con revestimiento antiadherente, si se adapta perfectamente a tus necesidades.

Limpiar una olla a presión eléctrica puede ser algo difícil. La tapa, en particular, tiene muchas ranuras y agujeros por los que se cuela la comida. Las mejores ollas programables tienen una tapa simple con un obturador extraíble. Para una más fácil limpieza, preferimos las tapas extraíbles – algunos modelos las llevan sujetas. Algunas, incluso, están compuestas por tres partes desmontables que facilitan su limpieza. A pesar de su gran funcionalidad, no te lo recomendamos, si no eres una persona organizada.

Finalmente, aunque desearíamos que las garantías fueran mejores con estos dispositivos, la mayoría vienen con una garantía de un año. Partes de la olla a presión como los obturadores, partes de válvulas y mecanismos de sellado no acostumbran a cubrirse. Éstas son partes que deberían ser reemplazadas cada pocos años, dependiendo de su uso. Eso se aplica a cualquier tipo de olla con sellado hermético – eléctrica, de cocción lenta o común.

Ollas a presión de fogón

Las ollas de fogón son simples y funcionan utilizando mucha menos energía que las ollas convencionales. Una vez llegan a acumular cierta presión, la comida es cocinada a fuego lento y a una mayor velocidad. Una de las ventajas de las ollas a presión comunes comparados con los microondas es su habilidad de dorar carnes y caramelizar vegetales y otros alimentos aromáticos. Las ollas eléctricas no se calientan tanto como los modelos de fogón, así que la presencia de dichas habilidades queda un poco por debajo de la conveniencia.

Los modelos de fogón de olla a presión tienen un disco Tri-ply en la base que mantiene y distribuye el calor. Las de mayor calidad tienen unos discos más anchos y gruesos, los cuales resultan en una retención y dorado de los ingredientes más consistente.

Las ollas con un perfil ancho y bajo permiten una mejor evaporación a la hora de dorar y saltear. Una olla más profunda tiene una superficie de cocción más pequeña, así que dorar la carne requerirá más tiempo.

La tapa debería colocarse de forma fácil, suave y justa. Las tapas que queden sueltas no serán capaces de mantener la presión dentro, lo que ralentizará el proceso de cocción.

Las ollas de fogón también ofrecen distintas configuraciones de presión – baja y alta. De ese modo, pueden adaptarse en la cocción de delicados platos de pescado o carnes más duras. Nos gustaron las ollas a presión de fogón con indicadores de presión fáciles de encontrar. Los mejores modelos tienen indicadores de presión verdaderamente visibles, des del otro lado de la habitación, marcados con círculos en la válvula de presión.

Los modelos de olla a presión más baratos tienen indicadores que son más difíciles de ver. Contrariamente a los modelos de olla eléctrica u olla programable, es fácil de aliviar la presión acumulada en éstos. Simplemente, pasa un poco de agua fría por encima de la tapa, y será más fácil de retirar.

Las ollas de fogón a presión están disponibles en más tamaños que las eléctricas. Puedes elegir el tamaño que mejor se adapte a tus tradiciones culinarias. Por ejemplo, si acostumbras a hacer grandes raciones de caldo o sopa, una olla de 9,5 litros será lo mejor. En cambio, si cocinas cenas para una o dos personas, una olla de 4 litros se adaptará fácilmente a ti.

Cómo probamos los productos

Pusimos todos los modelos de olla programable a través de las mismas pruebas. Cocinamos judías negras y arroz integral. Caramelizamos cebolla, doramos carne y probamos la capacidad de las ollas para saltear.

Después de todas las pruebas, vimos que los resultados variaban poco – pero algunos modelos sobresalían. Cualquier olla eléctrica programable será capaz de cocinar los paltos básicos. Salteará verduras, cocinará la carne, caramelizará cebolla – todo sin problema. Encontramos la diferencia en la funcionalidad de cada modelo, y en su capacidad de dorar la carne – no sólo cocerla. Queríamos comprobar también que mantuvieran el sabor y que la presión no estropeara la textura.

Las ollas programables con diseños pobres tienen interfaces complicadas y manuales de instrucciones sin sentido. Sus tapas son pesadas, difíciles de limpiar y no encajan a la perfección. Buscamos ollas de calidad y funcionalidad. Las ollas eléctricas de buenos diseños son fáciles de usar, doran la carne, y sus tapas son fáciles de reemplazar, limpiar y extraer.

¿Te ha sido de utilidad esta publicación?

Sólo haciendo clic al botón de +1 de abajo nos motivas a ampliar la información.

Qué más tienes que saber

  • Las comparativas hechas son del todo objetivas. No aceptamos pagos de empresas.

  • Juntar y contrastar esta información son muchas horas de trabajo. ¿Quieres darnos soporte sin darnos nada? Sólo tienes que utilizar las ofertas que te enlazamos del producto que vayas a comprar. Serán los mejores precios y nos darán una comisión muy pequeña que nos ayuda a seguir escribiendo para ti.

¿Quieres preguntar o comentar?

Puedes comentar en esta sección.
Comentarios de esta página han sido cerrados.