Secadoras de ropa. ¿Cuál es mejor comprar?


Última actualización: Junio, 2017

Las secadoras de ropa han evolucionado mucho en los últimos años. Actualmente, encontrarás máquinas más grandes, más eficientes y más osadas en diseño, con nuevos niveles de funcionalidad y características extra. Con tales modelos, incluso llegarás a arrepentirte de tenerlas en el sótano – quizás estamos exagerando un poco.

En otras palabras, es el mejor momento para actualizar tu secadora, o incluso comprar secadora de ropa por primera vez. Con la información adecuada, serás capaz de elegir entre las mejores secadoras de ropa baratas del mercado.

¿Dónde comprar secadoras de ropa?

Antes de empezar con la guía de cosas que tendrías que considerar antes de comprar tu secadora, como siempre hacemos en MejorCalidadPrecio.com, hemos buscado por internet qué tiendas ofrecen los mejores precios. Al final hemos topado con esta que te enlazamos a continuación. ¿Lo bueno? Qué hay modelos de secadoras para ropa que cuestan 200 euros o incluso menos. Aquí van.

comprar secadoras para ropa barata
Ofertas

Producto: Secadoras.
Precios: +200€.
Valoración: opinión
Tienda: Amazon. Mejor precios encontrados.

Como puedes ver dentro, tanto la Beko como la Indesit son las que tienen mejores valoraciones por parte de los usuarios y son realmente baratas. Si no vas a montar un negocio que trate de eso, serán más que suficientes puesto que puedes poner entre 5 y 7 kg de ropa para secar.

Eligiendo el tipo adecuado

Hay varios factores a tener en consideración antes de comprar tu nueva secadora. Para empezar, debes averiguar cuál es tu presupuesto y cuánto quieres o puedes pagar de más en electricidad cada mes. Debes tener en cuenta también el espacio que necesitas para colocarla, y lo importante que es su apariencia. Por último, aunque no por eso menos importante, piensa qué características extra quieres que tenga.

Esta guía te ayuda a cubrir todos estos puntos de vista, aunque hay una cuestión a resolver. Principalmente, lo primero que tienes que hacer es determinar el tipo de secadora que mejor se adaptará a tu hogar. Por suerte, puedes elegir entre dos opciones y, en la mayoría de casos, la elección es relativamente sencilla de tomar.

Secadoras de ropa de electricidad vs. de secadoras de ropa de gas

Con la nevera como excepción, lo más probable es que nada en tu casa use más energía que tu secadora. Y esa afirmación sirve para las secadoras eléctricas y las de gas. Aun así, hay diferencias entre la forma en que cada secadora usa su energía que tendrán un gran impacto en su coste final. Eso es lo que marca la diferencia entre cada tipo de secadora. Entender este concepto es clave para tomar una decisión informada y beneficiosa a corto y largo plazo.

Las secadoras usan electricidad para rotar la cámara principal, o tambor, y mantenerlo en movimiento durante todo el ciclo. Las secadoras eléctricas también usan la electricidad para accionar el ventilador que sopla aire caliente a través de la máquina.

Por otro lado, las secadoras de ropa de gas alimentan el ventilador usando gas natural o propano. Su coste inicial tiende a ser más elevado (100 euros más de diferencia, típicamente), pero tienen una ventaja. Las secadoras de gas tienden a calentarse más rápido, así que acostumbran a costar un poco menos de operar. Por supuesto, eso depende de los costes del gas en tu área, así como la época del año. Es por eso que te recomendamos investigar un poco antes de elegir un modelo u otro.

Instalación de la secadora

Las secadoras de ropa eléctricas requieren un circuito de 240 voltios dedicado, algo que cada lavandería tiene. Las secadoras de gas, en cambio, requieren una conexión de gas por separado, y es menos probable que tu lavandería esté equipada para ello.

Si la tuya no tiene un acople para el gas y decides comprar una secadora de baño de gas, necesitarás tener el coste del montaje profesional en mente. Debes ser consciente que dicha instalación te costará un par de cientos de euros. En la mayoría de casos, por eso, dicha instalación significará un ahorro en las facturas a largo plazo.

Incluso si ya tienes una conexión de gas lista, te recomendamos que contrates a un profesional para instalar la secadora. Las consecuencias de una instalación defectuosa incluyen posibles incendios, intoxicación por monóxido de carbono e incluso una explosión.

En resumen

Si buscas una secadora de ropa asequible que simplemente puedas enchufar en tu lavandería actual, te recomendamos un modelo eléctrico. Incluso si tu lavandería ya dispone de una instalación de gas, ten en cuenta tus futuras facturas y presupuesto inicial. Y, en caso de considerar mudarte en el próximo par de años, una secadora eléctrica es tu mejor apuesta.

Por otro lado, si una mudanza no entra en tus planes y ya tienes una conexión de gas – o puedes permitirte instalar una sin problemas – elije una secadora de gas. Al permitirte una secadora de gas disfrutarás de los ciclos más rápidos, y terminarás ahorrándote algo de dinero cada mes.

Eligiendo el tamaño adecuado

Si elijes comprar una lavadora y secadora de ropa barata a conjunto, éste será un proceso verdaderamente fácil. No importa el tamaño que elijas, ya que serás capaz de usar tus nuevos electrodomésticos conjuntamente sin problema.

La parte confusa llega cuando compras una secadora de ropa para complementar tu lavadora existente. Comprando una secadora de ropa barata demasiado pequeña, no podrás secar toda la ropa de la lavadora en un ciclo. Si, contrariamente, eliges entre secadoras de ropa baratas demasiado grandes, por muy asequibles que sean, estarás desperdiciando dinero.

Sé consciente de tus necesidades

Las secadoras estándar de tamaño completo acostumbran a ir de 1,7m3 a 2,5m3. Aun así, encontramos gran variedad de productos en las tiendas. Des de las típicas unidades compactas de 1m3 hasta las de ultra-capacidad de 3m3, existen modelos para todos los hogares. ¿Qué tamaño es el ideal para ti?

secadoras de ropaPara una o dos personas, que solo laven ropa prendas pequeñas y poco pesadas, una unidad compacta será suficiente. Es el caso de las secadoras de apartamentos de verano.

La mayoría de usuarios, aun así, acostumbran a necesitar secadoras de ropa baratas de tamaño completo. Éstas son capaces de secar prendas más pesadas o cargas más voluminosas. La carga de cada ciclo va determinada por la lavadora; lo más probable es que quieras empezar por ahí.

Por regla general, la capacidad de la secadora debería ser el doble de la de tu lavadora. Si tu lavadora es de 1,7m3, por ejemplo, tu secadora debería poder acomodar hasta 2,5m3 de ropa. En esta relación 1:2 encontrarás los tamaños perfectos, dándole a tu ropa el espacio necesario para secarse sin desperdiciar energía.

Un consejo: que no te distraiga la terminología. Nombres como “extra-grande” o “ultra-capacidad” no son fijos ni estandarizados, especialmente entre distintas marcas. En otras palabras, significan poco. Solo porque la caja tenga escrito “extra-grande” no significa que dicha secadora sea una buena combinación para tu lavadora extra-grande. Para elegir el tamaño, ten en cuenta siempre los números, no la terminología.

Anticípate

Cuando eliges entre las distintas ofertas de secadoras de ropa, no pienses sólo en la capacidad de la lavadora. Ten en cuenta la capacidad de tu siguiente lavadora, especialmente si la actual tiene más de seis años. Lo último que quieres es tener que reemplazar tu secadora de nuevo cuando tu lavadora se estropee y sea reemplazada. Y, en caso de planear expandir tu familia en un futuro próximo, busca una secadora más rápida también. Tener que dividir la colada en dos para secarla es más molesto de lo que crees.

Saca la cinta métrica

¿Te has decidido en un tamaño? Bien. Es hora de asegurarse que dicho tamaño cabe en tu lavadero. Mide el espacio, y asegúrate de añadir por lo menos 5 centímetros a cada lado, teniendo en cuenta la ventilación. Piensa también en las posibles tuberías y cañerías, así como los cables de la parte trasera del electrodoméstico.

La mayoría de secadoras de baño baratas miden menos de 75 centímetros de ancho, de 60 a 80 centímetros de hondo y de 80 a 120 centímetros de alto. Si puedes encontrar un espacio en el lavadero donde acomodar la tuya sin problemas, estás listo para comprar.

Ya que has sacado la cinta métrica, sería buena idea comprobar la distancia de ventilación. Mide la pared que va des de la secadora de ropa hasta el sistema de ventilación del que dispongas. Añade de 2 a 3 metros por cada esquina que debas girar. Idealmente, quieres una distancia de ventilación inferior a los 20 metros. De lo contrario, el calor no será evacuado correctamente – un riesgo notable que podría causar un incendio en caso extremo.

Optimiza el espacio

Si el espacio te preocupa, puedes intentar conseguir una lavadora secadora. Son unidades altas y delgadas que verás almacenadas en armarios de apartamentos. Normalmente, la unidad de la lavadora se encuentra en la parte superior, y la secadora en la parte inferior. Pueden encontrarse modelos de gas o eléctricos, y su precio variará entre los 200 y 2.000 euros.

También existen lavadoras y secadoras diseñadas para ser colocadas una encima de la otra. Para ello, puedes comprar un pequeño kit de soporte, típicamente un par de placas de metal que atornillarás a la parte trasera de los electrodomésticos, y servirán como de horquilla para mantenerlos juntos. Los kits de soporte cuestan de 20 a 60 euros, un poco demasiado caros por lo que son. Aun así, son una necesidad: los kits de soporte proporcionan una estabilidad que evitará averías y accidentes en tu lavadero.

Adicionalmente, es posible que seas capaz de crear el espacio necesario para tu nueva secadora de ropa barata eliminando uno de los armarios o estantes y reemplazándolos con una base para secadoras de ropa. Son accesorios que se colocan debajo de la secadora, elevándolo a una altura más cómoda. Al mismo tiempo, crean espacio de almacenaje adicional en forma de cajón incorporado.

Elije las características y programas adecuados

Durante décadas, las secadoras han servido para una sola cosa: secar. A pesar de eso, y más hoy en día, los consumidores piden cada vez más de sus electrodomésticos. Los fabricantes se han esforzado para diseñar nuevas maneras de perfeccionar sus secadoras de ropa. Como resultado, el comprador actual encontrará una amplia variedad de secadoras de ropa sorprendentemente multidimensionales disponibles a la venta.

Características básicas

La mayoría de secadoras de ropa usan un dial para seleccionar el ciclo, y un botón de inicio y apagado. El número de ciclos predeterminados variará entre modelos, aunque probablemente tengas un gran número de opciones entre las que elegir.

Cada vez más unidades presumen de una pantalla digital. Lo que puede darles un aspecto moderno. Dejando la estética de lado, si no añade ninguna funcionalidad extra, simplemente será una excusa del fabricante para cobrar más.

Muchas secadoras vendrán también con un modo de inicio con temporizador. Ese te permitirá cargar la máquina, configurar un temporizador e iniciar el ciclo cuando éste llegue a cero. Puede ser perfecto para tener la máquina funcionando por la noche junto solo para estar lista cuando te despiertes. Hay un par de situaciones en las que dicha función sería ventajosa, una de ellas las frías mañanas de invierno. La segunda funciona si tu compañía eléctrica es de las que baja el precio del consumo en horas poco activas.

Por último, otra característica básica a tener en cuenta: la bisagra. ¿Quieres que la puerta de tu secadora de baño barata se abra hacia la izquierda o hacia la derecha? La mayoría de modelos te permitirán elegir. Recomendamos colocar la bisagra en el lado opuesto de tu lavadora. De esta forma, la puerta no interferirá cuando transportes ropa húmeda de un electrodoméstico al otro.

Mayor funcionalidad

Uno de los desarrollos más recientes y populares en secadoras de baño ha sido la adición de limpiezas al vapor. Usando nada más que el poder del vapor, estos breves ciclos pueden eliminar manchas suaves y olores de la ropa. Además, son perfectos para eliminar arrugas, lo que ha hecho que muchos usuarios eliminen el planchar de su lista de tareas. Las secadoras de ropa baratas te permitirán “lavar” productos no-lavables, como almohadas o juguetes, gracias al lavado al vapor.

Inicialmente, el ciclo de lavado al vapor era un extra que se encontraba sólo en modelos de alta gama. En la actualidad, su popularidad ha hecho que las secadoras de ropa baratas, de gama media y baja, la incluyan. Como tales, las secadoras con ciclos de vapor son perfectas para los compradores que busquen un modelo asequible pero distinguido. Aquellos que necesiten un modelo actualizado las sabrán apreciar.

Otra característica pensada para mejorar la funcionalidad de tu secadora de ropa es la rejilla para el secado. Son rejillas desmontables, diseñadas para reposar horizontalmente dentro del tambor. Con ella, puedes secar prendas delicadas o sensibles al calor sin que estén en la secadora dando tumbos.

Es posible que también encuentres unidades con capacidades de almacenaje superiores. Eso incluye modelos con una tabla para plegar la ropa desmontable, situada en la parte superior. Y, si acostumbras a lavar muchas prendas voluminosas o sábanas, existen características anti-enredos que terminan los ciclos pausando y girando en la dirección contraria, dejando tus sábanas ordenadas y sin arrugas.

Opciones ecológicas

Las secadoras de ropa acostumbran a consumir más de un 10% del total de energía de cada mes. Si realmente estás interesado en minimizar tu consumo, teniendo en mente el medio ambiente, deberías considerar vender tu secadora. Comprar otra no reducirá tanto el gasto como la alternativa. Y es que colgar la ropa en el tendedero funciona perfectamente bien, sin gastar un vatio de electricidad.

Eso dicho, si estás buscando maneras menos extremas e igualmente eficientes en cuanto a consumo de energía, estás de suerte. Cuando compres una secadora de ropa moderna, encontrarás algunas características que te ayudarán a reducir tu consumición de energía.

Además de conseguir una secadora de ropa barata de gas, considera modelos que vengan con sensores de humedad incorporados. Éstos detectan cuando tu ropa está seca, y apagan tu secadora antes de terminar el ciclo. Así, la máquina previene el sobre-secado y ahorra energía.

También puedes buscar unidades con elementos calefactores de temperaturas duales. Éstos son normalmente capaces de calentar y secar la secadora de forma mucho más eficiente. Considera también tus propios hábitos al lavar la ropa. Por ejemplo, en caso que acostumbres a poner varias lavadoras al día, puedes elegir ponerlas seguidas y así usar el calor residual de la secadora. Ahorrarás en energía y tiempo.

Eligiendo una secadora de ropa inteligente

Donde sea que mires, los electrodomésticos se están actualizando, o al menos intentándolo, y las secadoras de baño no son una excepción. Mientras que las opciones son algo limitadas, los fabricantes están intentando vender su propia versión de una secadora inteligente. Eso promete categorías de funcionalidad enteramente nuevas.

Seguimiento inteligente del uso

El seguimiento o control inteligente del uso no está restringido a las secadoras inteligentes. Un modelo no-inteligente de alta gama de GE ya ofrece estadísticas detalladas de eficiencia por cada ciclo que ejecutas. Así, aprendes como ser más eficiente en tu uso de energía.

Las secadoras de ropa baratas inteligentes tienen el potencial de llevar esta característica al siguiente nivel. Una opción sería la de entregar los datos directamente a tu ordenador, teléfono o Tablet. Cuando combinas esta capacidad con el conocimiento de la red de dispositivos inteligentes a tu alcance, los electrodomésticos evolucionan.

Es el caso de la secadora inteligente de Whirlpool. Puedes echarle la ropa húmeda justo antes de ir a la cama, y la secadora detectará cuando la tasa de consumición de noche es lo suficientemente baja, con lo que procederá a secar la ropa y ahorrarte un dinero. Te despertarás y encontrarás tu ropa seca y fresca. Asimismo, encontrarás un informe en tu móvil, directamente desde tu lavadora, en el que se te mostrará el dinero ahorrado.

Hemos de mencionar que las estadísticas no son accesibles en todas las áreas. Tenlo en cuenta e investiga tus opciones antes de invertir en este tipo de características.

Controles remotos

La mayoría de secadoras de ropa baratas inteligentes vienen con alertas que te notificarán cuando el ciclo finalice. Algunas lo llevan un paso más allá y ofrecen controles de Smartphone que te permiten ver el estado de la secadora a tiempo real, parar o iniciar un ciclo a distancia, o incluso cambiar el tipo de programa usado.

Pantallas táctiles

Hay muchas secadoras con pantallas digitales. Algunos fabricantes, aun así, han llegado a dar el paso de introducir secadoras inteligentes con pantallas táctiles integradas.

Es el caso de la secadora inteligente de Samsung. Ésta ofrece una pantalla de 8 pulgadas de LCD con capacidades táctiles. Realmente, no aporta ninguna funcionalidad extra, al menos no por ahora, pero sí que le da un aspecto más moderno. Si tenemos en cuenta también que se trata de una lavadora activable a través del Wi-fi, las posibilidades nos emocionan.

Mantenimiento inteligente

Hay pocas cosas peores que pasarse el día con el teléfono en la oreja con un técnico, esperando que te solucione los problemas a distancia, especialmente si se trata de un día atareado y con mucha ropa por lavar. Modelos como la secadora inteligente de LG, la Smart ThinQ Dryer, te aliviarán el dolor.

Para empezar, te ofrece modos avanzados de solución de problemas, así como capacidades de auto-diagnosis. Con tal diseño, los cuidados y mantenimiento del electrodoméstico son simplificados hasta un punto hasta hace poco impensable. Algunas unidades incluso enviarán información detallada de errores directamente a servicio al cliente, permitiéndoles de enviar útiles respuestas y sugerencias. Quizás incluso antes de que sepas que existe un problema.

Últimas consideraciones

En caso de decidir comprar una secadora de ropa inteligente, no esperes una gran selección. Actualmente, existen muy pocos modelos que podamos clasificar como secadoras inteligentes reales, capaces de conectarse a tus dispositivos. La mayoría de secadoras de alta gama disponen de muchas de las especificaciones que las secadoras inteligentes tienen, por lo que es difícil distinguirlas como tal.

Realmente, nos hace preguntarnos si la diferencia de precio vale la pena. En algunos casos, algunas de estas especificaciones no serán útiles en tu caso. Si no tienes el tipo adecuado de móvil no serás capaz de usar la aplicación de Samsung. Y éste es solo uno de los muchos ejemplos que podemos proporcionarte. Querrás asegurarte de que investigas las especificaciones de tu secadora y sus capacidades de interacción con otros dispositivos antes de adquirir una.

¿Te ha sido de utilidad esta publicación?

Sólo haciendo clic al botón de +1 de abajo nos motivas a ampliar la información.

Qué más tienes que saber

  • Las comparativas hechas son del todo objetivas. No aceptamos pagos de empresas.

  • Juntar y contrastar esta información son muchas horas de trabajo. ¿Quieres darnos soporte sin darnos nada? Sólo tienes que utilizar las ofertas que te enlazamos del producto que vayas a comprar. Serán los mejores precios y nos darán una comisión muy pequeña que nos ayuda a seguir escribiendo para ti.

¿Quieres preguntar o comentar?

Puedes comentar en esta sección.
Comentarios de esta página han sido cerrados.