Saltar al contenido

Carritos para perros: ¿dónde comprar en 2021 y cómo hacer una?

Algunas veces nuestros amigos peludos sufren algún accidente, enfermedad o malformación y no son capaces de caminar por si solos. En este caso, como dueño y amigo, harás todo lo que esté en tu poder para permitir que tu perro lleve una mida normal y no dejarle sufrir. Muchos dueños en esta situación deciden comprar carritos para perros. Lo que al fin y al cabo viene a ser una silla de ruedas para perros para que puedan llevar una vida cómoda durante muchos años.

Los carritos para perros son un gran invento porque permiten a los caninos a vivir una vida más importante, pero sobretodo sin dolor y fácilmente. En este artículo te mostraremos una simple guía de dónde comprar de las tiendas que venden sillas de ruedas para perros, pero también cómo hacer una en casa en el caso de que no te tengas un presupuesto más ajustado y quieras ir a lo barato.

¿Dónde comprar carritos para perros?

Al igual que pasa con las sillas de ruedas para personas, está bien que pienses en el precio, sin embargo son artículos de salud. Esto lo que significa es que la calidad debe ir delante de todo. Si bien es cierto que una silla de ruedas para perros hecha en casa puede quedar bien, por unos 200-300 euros es lo que te costará en tienda. Ahora bien. En tiendas físicas te pueden llegar a costar unos cientos más, pero aquí hemos encontrados algunas ofertas baratas y de calidad que sin duda vale la pena que mires.

comprar sillas de ruedas para perros barata
Ver oferta en eBay
Producto: Mejores Carritos para perros.
Precios: +75€.
Valoración: opinión
Tienda: Mejor precio (ebay).

Si tienes algunas horas libres, presupuesto ajustado y se te dan bien las manualidades, la otra opción que te hemos ido comentado es el hecho de hacerlo tu mismo. Así que vamos a ver primero las características básicas y un tutorial indispensable para hacer uno de estos carros para perros.

Haciendo silla de ruedas para perros en casa

El precio de hacerlo será menor, el tiempo superior y el resultado dependerá de ti. Sin embargo si sigues estos pasos no tienes porque tener problemas.

Ventajas y desventajas de hacer cochecitos para perros

carrito perroUno de los beneficios relacionados con crear tu propio carrito perro, es el precio barato. De nuevo, lo hemos mencionado algunas veces ya pero hace falta remarcarlo para esas personas que tienen un presupuesto limitado.

Si ya tienes muchos gastos en el veterinario y la condición de tu mascota sin duda agradecerás hacer algunas manualidades para él. Sea como sea, comprar o pedir prestados los materiales para el carrito perro será mucho más barato que pedir uno personalizado.

Otro de los beneficios es que puedes elegir los materiales tu mismo. Especialmente si necesitas que sean ligeros o fáciles de tomar medidas. No todos los perros tienen el mismo tamaño, ni siquiera los que son de la misma raza. Si no tienes experiencia en manejar temas similares, entonces asegúrate de investigar un poco por internet o de preguntar a amigos y conocidos que sepan del tema.

Aún así, hay algunos obstáculos que puede que te encuentres. El primero es que el perro incline la silla de ruedas hacia los lados cuando gire. Incluso aunque pienses que es lo suficientemente ancha y estable. Por tal de arreglar esto, puedes instalar ejes mayores para hacer que la base sea aún más ancha. También puedes angular un poco más estas partes, como para inclinar las ruedas del carrito hacia al interior, lo que se refiere como comba.

Por tal de arreglar el segundo problema, deberías mover las piezas transversales traseras hacia arriba. De esta forma el marco parece que mantiene más la rigidez mientras que a la vez hay mucho espacio libre debajo para que la pierna del perro “baile” sin problemas.

carritos para perros

También ten presente lo económicos que pueden ser los materiales que uses. Puedes hacer más de una silla de ruedas para perros, dependiendo de la frecuencia con la que decidas cambiarla. O si ves que una no te queda tan bien como la otra. Si quieres puedes tener una que sea para actividades exteriores y otra que sea para interiores.

Diseñando carros para perros

Lo primero de todo, deberías decidir qué diseño quieres para tu cochecito para perros. Esto dependerá extensamente en el tamaño y raza de tu mascota. Aún así, si tu compañero es de una raza súper pequeña, será más difícil montar una de dicho tamaño que por ejemplo, de un Retriever. Adicionalmente, es más difícil para los perros que se mueven lentamente y para esos que tienen las piernas delanteras inválidas.

Puedes empezar desde el principio o también, en el caso de que tengas algo de idea de dibujo digital, dibujar y planificar con AutoCAD o demás. Puedes hacer fácilmente cambios en el ordenador para ajustar los tamaños y medidas. Seguidamente deberías elegir los materiales. La mayoría de gente irá a por tubos de aluminio y plástico policarbonatos para el marco principal.

Como más grande sea el canino más grande deberían ser los carritos para perros. Más que nada como más volumen tenga el amigo, más diámetro tendrán que tener las ruedas. Si tu perro es grande, estará en contacto con piedras grandes y baches en el jardín. En este caso las ruedas serán más fácil de hacer girar por obstáculos e minimizar el impacto.

Por lo que hace al sillín, es seguramente la parte más complicada. Piensa que tienes que hacerlo tanto cómodo como sólido. Es el sitio de la silla de ruedas para perros en el que estos dejarán descansar su parte inferior. Por este motivo tienen que estar sentados en una posición ideal, y no debería hacerlo incómodo o doloroso. Si se mueve con los movimientos de tu perro, puede llevar a úlceras así que tienes que ser extra cuidadoso cuando compruebes como se mueve el compañero con estos carritos para perros.

Adicionalmente, también puedes añadir un poco de acolchamiento de neopreno con tal de absorber la orina. Esto en el caso de que no puedas llevar el perro a hacer sus necesidades de ninguna otra manera. También puedes ir a por una correa de nylon en la parte superior del sillín. Siendo este bastante acolchado con un tubo de goma recubierto de espuma.

Si cubres la silla de ruedas para perros te hará la vida más sencilla. Simplemente porque cuando decidas lavarla lo unico que tienes que hacer es sacar la tela. No tendrás que preocuparte en remover todo el rebestimiento acolchado de la silla y demás. Algo que tienes que hacer si no lo cubres con nada más.

Partes necesarias, herramientas y materiales

Cuando hablamos de herramientas para construir sillas de ruedas para perros, el proceso de crearlo en casa implica que sin duda necesitarás una sierra (para cortar los tubos de aluminio o PVC), llave inglesa, taladro, tenazas de sujeción. Si te hace falta comprar estas cosas para construir la silla, te recomendamos hacerlo en las tiendas anteriores que te hemos enlazado.

Es posible que también necesites algunos materiales de coser. Tijeras, pines, máquina de coser o aguja así como hilo. Otros materiales pueden incluir PVC, ejes, clips, adhesivos, flotadores circulares, martillos, correas de nylon, dedal, ruedas, tuercas, tornillos, arnés, pegamento, brocas, etc. Algunos de estos materiales puedes sacarlos de la lista si ves que son innecesarios, o puedes añadir algunos de los tuyos.

montando

Si no estás del todo seguro de manejar el proceso por ti mismo, deberías preguntar a alguna persona que conozcas más experimentada que tu. Sin embargo la idea de hacer tus propios carritos para perros es el hecho de que salga más barato. Si tienes que pagar a alguien que hace sillas de ruedas para perros para que te haga la tuya valdrá más la pena que la compres directamente hecha.

Sea como sea, la lista de materiales que tendrías que tener en este sentido para esto sería lo siguiente:

  • 20-40cm de tubos de PVC.
  • 4 ejes de PVC.
  • 2 Ts estándar de PVC.
  • 2 carretillas.
  • 1 rueda de eje.
  • 2 c-clips.
  • Adhesivo epoxi.
  • 1 fideo de esos de piscina.
  • Vendas Ace.

Guía tutorial para hacer el carrito perro

El proceso por si mismo no requiere ningún tipo de herramienta de alto calibre. De hecho la primeria debería ser la sierra con tal de cortar los tubos de PVC en segmentos más pequeños. Simplemente acuérdate de medirlo un par de veces antes de contar de verdad, o terminarás comprando más materiales que los que realmente necesitas de entrada si lo mides todo correctamente.

Después de esto, usas cola para juntar las piezas de la silla de ruedas para perros. Puede ser tan divertido si te gustaban los Legos de pequeño. Aplica presión con tal de que la cola se enganche como toca. Compra un modelo de pegamento de calidad para que todo el marque se junte adecuadamente. Después de esto, deberías agujerear en la parte inferior de los tubos. De este modo puedes insertar los ejes para asegurar que las dos ruedas quedan sujetas.

Aún así, sino estás del todo seguro en hacerlo por ti mismo, pide ayuda a alguna persona que está más experimentada. Como has podido ver, los materiales no son muy caros, pero igualmente tienes que hacerlo lo mejor que puedas con tal de no arruinar el invento.

Otra cosa que deberías recordar es conectar los ejes a tus carritos para perros en general. Piensa que no debería nada que friegue a tu mascota de lo contrario le pueden salir ulceras y esto sin duda le hará daño. Y a ti también al verlo.

Mide las partes del perro

La mejor manera de enseñarte a no comprar silla de ruedas para perros sería presentarte un ejemplo. Puedes mirar algunos vídeos como el siguiente que te recomendamos.

Los materiales mencionados para construir estos carritos para perros en el vídeo incluyen, cola PVC, cable, agujeros de media pulgada, taladro de columna, tela, tornillos, ruedas, cúter, cuchillo y cinta de medir.

medidas carros para perros

Como puedes ver lo primero que necesitas es tomar medidas del perro. Presta atención a la anchura de su cuerpo, la altura del cuello o la longitud de las partes en general. Es muy importante porque si no lo calculas correctamente, la silla de ruedas para perros puede que le quede demasiado apretada. No quieres que tu amigo este incómodo. Por otro lado, si está demasiado suelta es posible que el perro caiga y se haga daños.

Numera las piezas

Como más grande sea el perro, más rígida debería ser la silla de ruedas. Más que nada porque tiene que aguantar todo el peso. La foto que puedes ver en la parte inferior enseña algunos elementos cruciales: tres tubos para el peso del cuerpo, dos para el cuello, seis en forma de L, cuatro T, tres tubos de unas 3 pulgadas, y 2 tubos de 8 pulgadas.

piezas

Como puedes ver en el vídeo demostración, paso a paso en como construir estos cochecitos para perros. Todas las partes están numeradas para que no te pierdas durante el camino. Sabemos que puede ser un poco lioso.

Si sigues las instrucciones poco a poco, no tendrás ningún problema. Como puedes ver en la imagen, los tubos están numerados para que los puedes recordar fácilmente. Así tendrás presente cuál usar en el momento indicado, como si fuera un puzzle con trampa.

pasos

Montando el carrito

Esta parte puede ser interesante. Después de esto necesitarás ir al tanto en no dañarte los dedos mientras hagas los agujeros.

  1. Toma el tubo 1 y ponle cola por cada conexión. Después de esto pon cola en el tubo 4 y conecta cada uno con el tubo 1.
  2. Haz lo mismo con los dos tubos 3 y conéctalos con el final de los tubos 4.
  3. Después añade dos tubos 4 más al final de los tubos 3. Después añade dos tubos 2 a su final. Después de esto añade dos tubos 5, dos tubos 8 y dos tubos 4. Deberías finalizar completando la pieza con un tubo 1.
  4. El siguiente paso sería añadir las piernas, que son los tubos 7. Ahora ya tienes el marco.
  5. Haz agujeros a las cajas T y pon tornillos a través de las aperturas de las ruedas. Asegúralas con tornillos y conecta las ruedas. Después de hacer esto asegúralo también con nudos. Crea un par de ruedas y conecta con el tubo 1.
  6. Cose o corta la tela que has preparado. Ponla en el marco asegurándote que las últimas 6 pulgadas están libres al final. Corta un agujero por un nudo de cable y después usando este para asegurar la tela del marco. Corta la parte extra para que quede más liso y prevenir la superficie de que haga daño al perro. La tela no debería estar ni muy tensa ni muy suelta, de lo contrario será incómodo.
  7. El resultado es una de estas sillas de ruedas para perros que se pueden usar fácilmente. Todo lo que necesitas decidir son las medidas en cómo atar tu canino sin estresarlo. Ahora sólo te queda ponerla a prueba. Te volvemos a recordar que tienes que ajustar las medidas de tu perro, no las que hemos puesto de ejemplo.

Consideraciones finales

Hay muchos vídeos de perros en sillas de ruedas en las que se ven jugando, ladrando y jugando. Es emocionante de ver un perro feliz a pesar de las circunstancias que han hecho que tenga una minusvalía para caminar, y aún así jugando como si nada. También es genial porque pueden venirte a la mente algunas ideas creativas para aplicar en tus carritos para perros.

Otra cosa importante que debes recordar, es que después de crear la silla, debes prestar atención a los hábitos y actividad de tu perro. Nunca deberías dejar de intentarlos. Especialmente si es difícil para tu perro acostumbrarse a la silla. Pero asegúrate de distraerlo jugando con él y demás.

Hay muchos ejemplos de perros minusválidos (al igual que humanos). No tienen que comer pienso vegano para perros para serlo, ya que son son enérgicos y felices después de un accidente o cirugía. Esto es porque están llenos de vida y lo disfrutan con sus diseños y amigos. Depende de ti de proveer el mejor equipo para que puedan moverse por ahí. O simplemente descansar sentados sin necesidad de que arrastren sus piernas.

Para resumir te podemos decir que hemos cubierto los aspectos más importante de los materiales, elementos y cosas por lo que hace a construir tu propia silla de ruedas para perros. Ya has visto lo que se incluye, pero como hemos comentado podría ser posible de que necesites herramientas como una máquina de coser, tijeras, agujas, etc. Dependiendo del grado de personalización que le quieras dar. También hemos explicado el proceso y enseñado ejemplos para demostrarte que es relativamente sencillo.

También hemos mencionado los beneficios, que acaba siendo de precio. Las razones para las que un perro debería usar un carrito hay muchas: accidentes, enfermedades como cáncer o artritis, o incluso la edad. De nuevo, siempre puedes optar a comprar una de esas sillas ya hechas con la que te puedes despreocupar y ajustar según la medida de tu perro.

comprar carritos para perros baratos
Ver oferta en Amazon
Producto: Mejores Carritos para perros.
Precios: +75€.
Valoración: opinión
Tienda: Mejor precio (ebay).

Cuando un perro pierde una extremidad, acaba dependiendo totalmente de ti. De su dueño y mejor amigo. Le tienes que facilitar una vida más fácil y sin dolor. Esperamos que esta guía te haya servido tanto como el agradecimiento que recibirás de tu perro.