Saltar al contenido

Comprar carpa plegable: ¿cuál es mejor comprar en 2018?

Si buscas comprar una carpa plegable no te preocupes más, porque a parte de hacerte una guía completa para que sepas cuál elegir, nuestros lectores han seleccionado sus modelos favoritos para ti.

Les preguntamos si podían votar su carpa plegable que habían comprado los últimos meses y estos fueron los 6 modelos más destacados.

RebajasBestseller No. 1
Aktive Garden Cenador de Plástico, Blanco, 300 x 300 x 250 cm
  • Cenador de jardín o terraza cuadrado y de color blanco de la línea Aktive Garden
Bestseller No. 3
HG 3 x 3 m pérgolas boda Carpa Tienda para playa camping jardín resistente al agua Pavillion,...
  • Pabellón práctico y fácil para jardín, terraza, clubes, empresas, clubes, mercados, bodas, cumpleaños,...
Bestseller No. 4
RebajasBestseller No. 6
HG Tienda de campaña Carpa de jardín para fiestas sombría, marquesina toldos impermeable de 3 x 3...
  • Consiste en el marco y techo y cubiertas laterales. Material de patas : Tubo de acero. Estable y seguro....

Tener en cuenta al comprar carpa plegable

Has tomado la decisión de comprar una carpa plegable por la rapidez y la facilidad con la que se puede instalar. Sin embargo, te estás dando cuenta de que el proceso de encontrar la correcta no es tan sencillo.

comprar carpa plegableExisten tantos tamaños y estilos que puede resultar difícil distinguirlas entre sí, y eso por no hablar de determinar cuál es el mejor modelo para tu caso concreto. Así que si estás teniendo problemas en tu búsqueda de una carpa plegable, échale un vistazo a la siguiente guía.

En cuanto estés armado con la información adecuada, descubrirás que no hay ningún motivo por el que comprar una carpa plegable tenga que ser tan abrumador.

Parte 1: algo de información básica

Ya sabes que las carpas plegables o instantáneas tienen la fama de ser fáciles de usar. Pero es posible que no seas consciente de qué es lo que hace que sean mucho más sencillas de utilizar que otros tipos de carpas.

Su comodidad se deriva de sus estructuras únicas de tipo acordeón, las cuales se pueden plegar y desplegar sin más que tirar y empujar un poco. Normalmente, dos personas pueden colocar una en cuestión de minutos y sin utilizar herramientas. Desmontarla es sólo cuestión de plegar la estructura a su tamaño original y quitar la cubierta.

Por lo tanto, también es un proceso rápido y, además, la mayoría de las carpas plegables se pueden guardar en una bolsa de almacenamiento para así poder transportarlas con comodidad.

Por supuesto, no hay dos modelos de carpas que sean exactamente iguales en lo que respecta a su construcción. Sin embargo, todas las cubiertas etiquetadas como “plegables” deberían instalarse de forma similar a como lo hemos descrito.

Si el montaje de una estructura requiere de un montón de pasos complicados y de herramientas, entonces no es una carpa plegable. Es importante tener esto en cuenta a la hora de buscar, porque a veces los productos están mal etiquetados o, por desgracia, tienen nombres pensados para confundirte.

Parte 2: determinando tus necesidades

Mucha gente empieza a buscar su carpa a partir de la siguiente pregunta: “¿qué tamaño necesito?” Sin embargo, lo cierto es que esta debería ser realmente tu segunda pregunta. Antes de que empieces a mirar detalles como el tamaño, debes preguntarte exactamente por qué quieres comprar una carpa plegable.

Tu manera de responder a esta pregunta tendrá un impacto directo en el tamaño que debería tener. Una carpa que vaya a ser usada para preparar barbacoas y otras reuniones sociales en un jardín, por ejemplo, probablemente tendrá que ser más grande que otra que vaya a usarse para exhibir productos en una feria de manualidades.

A menos, claro está, que tengas un montón de productos o que resulte que destacas haciendo esculturas enormes de jardín. Por lo tanto, la cantidad de espacio que necesites dependerá de lo que vayas a hacer y de lo que quieras proteger.

Tu tamaño de carpa ideal

Por desgracia, las circunstancias individuales son tan variables que no hay una forma perfecta de calcular el tamaño ideal para tu carpa. Sin embargo, es posible obtener una estimación aproximada de cuánto espacio necesitas.

En general, es razonable reservar entre 0,9 y 1,1 metros cuadrados por persona cuando estás dando una fiesta. Si estás dispuesto a hacer algunos cálculos más, las siguientes pautas te proporcionarán una estimación más adecuada para tu situación específica:

  1. Sillas – Si tienes planeado celebrar eventos como lecturas, en los que sólo necesitarás asientos, una buena norma general es reservar entre 0,4 y 0,5 metros cuadrados por sillas de patio.
  2. Asientos para comidas – Si el evento implica una comida, la cantidad de espacio que vas a necesitar variará dependiendo de las dimensiones de las mesas plegables baratas que utilizas, además de la cantidad de personas que se sientan en cada una. Prueba a dejar al menos 1,1 metros cuadrados por persona cuando uses mesas redondas y 0,9 metros cuadrados al usar mesas rectangulares.
  3. Otros elementos – Si en tu evento necesitas elementos adicionales como un podio, una mesa de bufet o una vitrina, asegúrate de tener en cuenta las medidas de dichos elementos a la hora de calcular tus requisitos de espacio.

Usos empresariales y comerciales

Es probable que te hayas dado cuenta de que la sección anterior no dice nada sobre cómo determinar tus necesidades de espacio si vas a usar tu carpa plegable como un puesto de venta, para exponer productos o para cualquier otra aplicación comercial.

Eso se debe a que las necesidades de los empresarios variarán significativamente dependiendo de la naturaleza de sus negocios y del uso que pretenden darle a la carpa. Si piensas usar la tuya para finalidades de índole comercial, la mejor forma de determinar tus requisitos de espacio es medir con un medidor de campo barato todos los elementos que sabes que vas a albergar.

Dado que normalmente va a preocuparte más albergar objetos en vez de personas, el total que obtengas cuando sumes dichas medidas puede proporcionarte una idea razonable de lo grande que tiene que ser tu carpa plegable.

Parte 3: construcción

Todas las carpas plegables se instalan de forma parecida, pero ni mucho menos son todas iguales. Están hechas de una gran variedad de materiales diferentes. Por lo tanto, serán tu caso concreto y tus preferencias las que dicten qué combinación será la adecuada para ti. A continuación podrás leer algunas descripciones breves de materiales usados habitualmente para fabricar carpas plegables.

Estructuras

En el caso de las estructuras de las carpas plegables, en realidad sólo dispones de dos opciones. Puedes optar por el aluminio o el más habitual acero. Ahora bien, es importante tener en cuenta que, aunque muchos consideran que el aluminio es superior, cada uno de estos materiales tiene sus ventajas y sus convenientes. Así que echemos un vistazo a ambos:

  1. Peso – El aluminio es más ligero que el acero, así que si vas a viajar mucho con tu carpa plegable, es posible que quieras optar por una estructura de aluminio. Su peso más ligero también resulta de ayuda durante la instalación, especialmente si tienes que hacerla tú solo. Sin embargo, si vas a usar la carpa en condiciones de viento, es probable que lo mejor sea el acero. El motivo es que es más pesado que el aluminio, por lo que será más estable.
  2. Resistencia – El aluminio es más propenso a doblarse que el acero, así que una estructura de acero (dejando a un lado que esté mal fabricada) será más resistente que una de aluminio. Ahora bien, si vas a utilizar tu carpa plegable de vez en cuando para uso personal, la diferencia en cuanto a resistencia probablemente no importará. No obstante, si vas a pasar mucho tiempo en ella o si piensas utilizarla para fines empresariales, entonces es posible que quieras optar por el acero.
  3. Corrosión – Tanto el acero como el aluminio se corroen. La diferencia es que, cuando el acero se deteriora, produce un óxido que lo daña. Sin embargo, el aluminio genera óxido de aluminio, una sustancia dura que en realidad ayuda a evitar que se produzca una mayor corrosión. La mayoría de las estructuras de acero están tratadas para prevenir el óxido. Pero eso, por supuesto, no garantiza que nunca ocurrirá. Así que tendrás que decidir si este problema potencial es lo bastante grave como para que no te interese usar acero.
  4. Coste – A veces, las carpas con estructuras de aluminio pueden ser más caras que las versiones de acero. Sin embargo, debido a los distintos tipos y calibres de acero disponibles, no hay una regla fija en este sentido. Además, los precios varían de forma significativa entre distintos fabricantes.

Cubiertas

De nuevo, dispones básicamente de dos opciones. La primera es el poliéster, que es el material más usado en las cubiertas de las carpas plegables. Todas las variedades son duraderas y resistentes al agua, aunque este material será más fuerte cuanto más grueso sea. Puedes determinar el grosor de una cubierta mirando su cantidad de deniers.

Cuanto mayor sea este número, más fuerte será el tejido. Sin embargo, una cubierta con más deniers también será más pesada. Por lo tanto, si estás intentando maximizar la movilidad, es posible que te venga mejor una cubierta más delgada.

Tu otra alternativa son las cubiertas de vinilo. Estas cubiertas, que están realmente hechas de poliéster recubierto de vinilo, ofrecen una mejor protección UV y mayor resistencia a las inclemencias meteorológicas que las cubiertas estándar de poliéster. También son muy fáciles de limpiar, y muchas están certificadas como ignífugas.

No hay ninguna duda de que las cubiertas de vinilo son más resistentes, pero también son más caras. Así que, de nuevo, tienes que decidir qué es más importante: ¿la durabilidad o el coste? Si vas a comprar una carpa plegable para usarla con poca frecuencia o durante periodos cortos de tiempo, entonces es probable que una cubierta de poliéster satisfaga tus necesidades.

Sin embargo, si piensas usar tu carpa más a menudo o dejarla durante periodos de tiempo más largos, es posible que quieras una cubierta revestida de vinilo. En realidad, se trata de encontrar un punto de equilibrio adecuado para ti.

Impermeables o resistentes al agua

Recuerda que poco tiene que ver con comprar invernadero. Las cubiertas de carpas pueden ser impermeables o resistentes al agua. Los modelos impermeables, gracias a un recubrimiento o un tratamiento especial, no dejan pasar nada de agua.

Por contra, los modelos resistentes al agua pueden soportar una gran exposición a la humedad pero, en última instancia, son vulnerables a que penetre algo de agua. La mayoría de las cubiertas de carpas plegables son resistentes al agua en vez de impermeables.

¿Por qué? Pues porque, por desgracia, la mayoría de los materiales impermeables no rinden bien cuando se instalan y se desmontan con la frecuencia necesaria para la mayoría de las carpas plegables. De esta forma, tienden a rasgarse más rápidamente y son más voluminosos que las versiones resistentes al agua.

Por lo tanto, para proporcionar cubiertas con la mayor vida útil y facilidad de uso posibles, la mayoría de fabricantes optan por tejidos resistentes al agua.

Parte 4: patas inclinadas o rectas

A la hora de comprar una carpa plegable, te encontrarás con que las hay con patas rectas o inclinadas. A primera vista, esto pude parecer una diferencia de estilo poco importante, pero el tipo de patas que tenga tu carpa supone una gran diferencia a nivel estructural.

Las patas inclinadas, aunque pueden darle a tu carpa un aspecto elegante y deportivo, son menos estables que las rectas. También consumen más espacio a la vez que proporcionan menos cobertura: una carpa plegable de tres por tres metros con patas inclinadas normalmente sólo ofrecerá unos seis metros cuadrados de sombra, mientras que una con las mismas medidas que use patas rectas proporcionará nueve metros cuadrados de sombra.

Así que, ¿por qué querrías comprar una carpa plegable con patas inclinadas? La respuesta, como muchas relacionadas con hacer una compra importante, tiene que ver con el dinero. Las estructuras con patas inclinadas suelen ser más baratas que las que usan patas rectas.

Por lo tanto, éste es otro caso en el que tendrás que decidir si es más importante el rendimiento o el coste.

Parte 5: accesorios

Dependiendo de cómo y dónde vas a usar tu carpa plegable, es posible que tengas que personalizarla para que sea adecuada para tus necesidades específicas. Así que utiliza las siguientes descripciones como ayuda para averiguar qué accesorios podrían ser adecuados para ti.

Paredes

Las paredes te permiten cerrar toda tu capa o parte de ella. Son ideales para situaciones en las que quieras crear algo de privacidad o darle a la carpa un aspecto algo más formal (por ejemplo, para una conferencia de negocios). También pueden proporcionar algo más de protección contra las inclemencias meteorológicas.

En lo que respecta a los materiales, las paredes tienen una variedad similar a las cubiertas. De esta forma, puedes encontrar paredes de poliéster de diversos grosores, además de las que están hechas con tejidos que mezclan polietileno.

También es posible comprar paredes de malla si quieres protección contra insectos que no interfiera en el movimiento del aire. Los tipos de paredes entre los que tendrás que elegir varían de manera significativa entre distintas marcas. Por lo tanto, si buscas un tipo concreto, es posible que te tengas que limitar a determinados fabricantes.

Además, si piensas comprar una carpa plegable aprovechando un paquete de oferta, es importante tener en cuenta que no podrás elegir qué paredes vienen con la carpa: cada paquete vendrá con un conjunto concreto de paredes.

¿Tienes pensado comprar más de una pared? Considera invertir en un kit. No todos los fabricantes los ofrecen, pero muchos lo hacen y normalmente acabarás gastando menos dinero por cada pared al comprarlas de esta manera.

Incluso si sólo puedes encontrar kits que incluyen más paredes de las que tienes pensado usar, es posible que comprar uno siga siendo una buena idea. Es difícil anticiparse a todo lo que podrías necesitar, y disponer de una pared de más puede terminar siendo de utilidad.

Estacas, anclajes, bolsas de contrapeso, bolsas con ruedas y bolsas de transporte

Todas las carpas son vulnerables al viento. No obstante, si vas a comprar una carpa plegable podrás enfrentarte a incluso más problemas, ya que están especialmente diseñadas para ser ligeras. Por lo tanto, resulta vital asegurarlas de forma correcta. Existen tres accesorios distintos que puedes utilizar para estabilizar tu carpa:

  • Estacas – Muchas carpas plegables ya las incluyen. Son extremadamente fáciles de usar, y suelen ser fiables. Sin embargo, si vas a llevar tu carpa a una playa, las estacas no serán una buena opción, ya que no se agarrarán bien en la arena.
  • Anclajes – Funcionan de forma muy similar a las estacas, pero suelen proporcionar un soporte más sólido porque tienes que girarlos para que se metan en el suelo. Ahora bien, tampoco son adecuados para usarlos en la arena.
  • Bolsas de contrapeso – Utilizan un peso adicional en vez de una unión física al suelo para mantener la carpa estable. No tienes más que sujetarlas a las patas de tu carpa y llenarlas con arena o piedras. El peso que puede soportar cada bolsa varía según el fabricante, pero no es raro que una de ellas pueda aguantar entre siete y catorce kilos. Si vas a usar tu carpa en una zona propensa a los vientos intensos o quieres llevarla a la playa, serán tu mejor opción.
  • Bolsas de transporte y con ruedas – La mayoría de las personas interesadas en comprar una carpa plegable lo están debido a su ligereza y movilidad. Por lo tanto, una bolsa de transporte robusta facilitará aún más que puedas llevarte la tuya a donde quieras. Existen varios tipos distintos, incluyendo algunas con ruedas y otras con una carcasa externa rígida. Sin embargo, las cosas más importantes que debes comprobar son que tenga unas buenas asas y que posea una construcción robusta. Sin embargo, asegúrate de comprobar lo que se incluye al comprar tu carpa plegable, ya que muchos modelos incluyen bolsas.

Parte 6: imágenes personalizadas

Si vas a comprar una carpa plegable para tu empresa o para un evento especial, es posible que quieras añadir algunas imágenes personalizadas. Hay un par de formas de conseguir esto.

La primera opción, que es la más cara, es imprimir tu diseño directamente en la cubierta, las paredes o las barandillas de tu carpa antes de que sean cosidas entre sí. Si quieres optar por esta alternativa, te verás limitado en cuanto a los tipos de carpas que puedes usar, ya que no todos los fabricantes proporcionan este servicio.

Lo mejor es preguntar a tu vendedor cuáles son las carpas disponibles con imágenes personalizadas antes de empezar tu búsqueda.

La otra forma de añadir imágenes personalizadas a tu carpa plegable es con un producto llamado cinta para carpa. Se trata de un producto comprado por separado que se puede personalizar con tu diseño y luego colocarlo en la cubierta de tu carpa.

Al fijarse sobre la cenefa de tu carpa, parecerá como si fuera parte de la cubierta original. Por supuesto, es posible que una cinta para carpa no sea tan impactante como una cubierta completamente personalizada, pero es más asequible.

Optar por una de éstas también te proporcionará algo más de flexibilidad en lo que respecta a la carpa que puedes usar, ya que no es necesario incorporarlas como parte de su construcción. Sólo asegúrate de comprobar que tu vendedor ofrece un tamaño que se ajuste a la capa que te interesa.

Parte 7: paquetes de oferta

Si has dedicado un mínimo de tiempo a buscar una carpa plegable, es probable que te hayas encontrado con paquetes de oferta que contienen una carpa, paredes y posiblemente otros accesorios. También es posible que te hayas preguntado si estos conjuntos son tan ventajosos como parecen ser.

Pues bien, la respuesta a tu pregunta depende de diversos factores. Así que si un paquete de oferta para una carpa ha captado tu atención, plantéate las siguientes preguntas:

  1. ¿La carpa incluida en el paquete es de buena calidad? Asegúrate de analizar la carpa de una oferta especial de manera tan detenida como harías con un modelo vendido de forma independiente. Si es una carpa que no comprarías por sí sola, es probable que no te satisfaga demasiado cuando forme parte de un conjunto.
  2. ¿Salen los números? Antes de decidirte a comprar un paquete, asegúrate de que realmente cuesta menos de lo que pagarías por todas las piezas por separado. En la mayoría de los casos será así, pero si hay partes específicas del conjunto que están a la venta, es posible que acabes gastando menos si compras cada elemento por separado.
  3. ¿Necesitas de verdad todos los elementos incluidos en el conjunto? Los fabricantes cuentan con el hecho de que la mayoría de la gente se ve más tentada de comprar productos a la venta en paquetes predefinidos porque les da la sensación de que no deberían dejar pasar una ganga. Así que asegúrate de que realmente usarás todos los elementos de un paquete de carpa antes de comprar uno.

Si has contestado de manera afirmativa a todas estas preguntas, entones es posible que el paquete que has encontrado sea una buena opción para ti.

Parte 8: alguna información útil

El mundo de las carpas tiene bastante jerga. A continuación tienes algo más de información sobre algunos términos que puede que te encuentres en tu búsqueda a la hora de comprar una carpa plegable:

Denier – Como se dijo antes, se trata de una medida del grosor de un tejido. Se establece midiendo el peso en gramos de 9.000 metros de una fibra. Por ejemplo, si 9.000 metros de una fibra en concreto pesan 550 gramos, entonces tendrá 550 deniers.

Ése es el motivo por el que una cubierta de carpa hecha de poliéster de 300 deniers sería más resistente que otra de 250 deniers. Ahora bien, es importante tener en cuenta que no siempre puedes asumir que más deniers indican una mayor resistencia cuando comparas dos materiales distintos.

Como cada material tiene su propia relación entre resistencia y peso, es definitivamente posible que un tejido de 300 deniers sea más resistente que otro de 450 deniers.

Acabado de pintura en polvo (o pintura electrostática) – Se trata de un acabado metálico que es duradero y resistente a los arañazos. Se crea rociando un polvo fino de resina con carga electrostática y partículas de pigmento en un objeto conectado a tierra.

Luego, el objeto se introduce en un horno de curación donde las partículas se derriten y se fusionan para producir un revestimiento sólido.

Parte 9: recapitulando

Por desgracia, no hay ninguna cantidad de conocimiento que pueda hacer que encontrar la carpa plegable correcta sea tan fácil como usar una. Pero eso tampoco significa que tenga que ser algo horriblemente difícil. Si planificas un poco y tienes en cuenta cierta información básica al buscar, entonces comprar una carpa plegable que te satisfaga puede ser un proceso sencillo y sin preocupaciones.

Comprar carpa plegable: ¿cuál es mejor comprar en 2018?
5 (100%) 5 votes