Saltar al contenido

Mejores relojes calidad precio: ¿cuál comprar en 2019?

Hemos clasificado el mejor modelo en calidad-precio de los distintos tipos de relojes que hay en el mercado.

Pero antes de ver los más destacados por categoría, vamos a ver los 2 favoritos por nuestros usuarios.

¡Oferta encontrada!Mejor calidad precio nº 1
Ullchro Correa Reloj Calidad Alta Recambios Correa Relojes Caucho Stripe Pattern - 16mm, 18mm, 20mm,...
  • [Mejor partido] Silicona resistente al agua y tipo de elección de color irá mejor con su reloj, o elección...
Mejor calidad precio nº 2
Huawei Watch GT Sport - Reloj (HUAWEI TruSleep, GPS, monitoreo del ritmo cardiaco) color negro
  • Mide 10.6 mm con una doble corona de 1.39" y está equipado con una pantalla AMOLED de 454 x 454 que lo...

Estos son los que votaron los que nos leen. Vamos a ver ahora los mejores relojes en calidad precio después de analizar decenas de modelos de internet.

Mejores relojes calidad precio

Hoy en día, comprar un reloj puede ser una experiencia desconcertante. No sólo es que haya un montón de modelos entre los que es posible elegir, sino que hay muchos tipos de relojes con precios que oscilan entre un euro y el precio de un coche deportivo.

De los mejores que te vamos a enseñar ahora, recuerda que si ninguno te acaba de gustar te hemos clasificado aquí los mejores desde China.

Así que, ¿cuál comprar? ¿El reloj hortera repleto de joyas? ¿El reloj digital cromado “de abuelo”? ¿El reloj cargado de tecnología confusa? Para ayudar al neófito (y al no tan neófito) en su búsqueda de los mejores relojes por calidad-precio, a continuación te mostramos nuestra guía de compra de relojes modernos.

Reloj de campo

¿Qué modelo recomendamos más?

Mejor calidad precio nº 1
Garmin Forerunner 235 - Reloj con pulsómetro en la muñeca, Unisex, Color Negro y Rojo, Talla...
  • El Forerunner 235 incorpora un pulsómetro integrado a la muñeca

El reloj de campo es una buena opción para empezar a buscar los mejores relojes por calidad-precio, ya que es el descendiente de los primeros relojes de pulsera prácticos.

¿Quieres saber más? expande pulsando aquí

Hasta los inicios del siglo XX, los relojes a veces se instalaban en brazaletes a modo de joyas para las señoras. Sin embargo, eran muy poco precisos y propensos a romperse porque los mecanismos no eran muy robustos. Eran para mostrarlos y poco más.

Al mismo tiempo, había unos pocos relojes de pulsera novedosos para cazadores o aviadores, pero no eran muy populares.

Más tarde, en 1914 estalló la Primera Guerra Mundial, y el mundo del reloj cambió para siempre.

Los soldados, y especialmente los oficiales, llevaban relojes de pulsera de forma habitual desde que la producción en masa despegara de verdad durante la Guerra Civil estadounidense. Sin embargo, el combate en las trincheras y las descargas de artillería del Frente Occidental dificultaban el uso de relojes de pulsera.

Abundaba el frío y el barro, y muchas veces los soldados estaban envueltos en gabanes para combatir las condiciones meteorológicas.

No sólo eso, sino que las tácticas seguidas a diario hacían que los relojes fueran fundamentales para que un ejército no fuera bombardeado por su propia artillería.

Por lo tanto, los oficiales y los soldados de infantería necesitaban estar atentos a la hora con una precisión de segundos, a menudo en condiciones en las que tenían ambas manos ocupadas.

De esta manera, los soldados empezaron a soldar pasadores a los relojes de bolsillo para hacer pasar una correa con el fin de sujetarlos a la muñeca.

De esta manera, podían saber la hora de un vistazo. Cuando los soldados volvieron a sus hogares, siguieron mejorando los relojes de pulsera, y los fabricantes de relojes empezaron a hacerlos mucho más robustos y con correas incorporadas expresamente para el ejército.

Después de la guerra, el reloj de pulsera se popularizó como un elemento de vestuario para hombres, y de esta forma hacía nacido el reloj de campo.

Cuando estalló la Segunda Guerra Mundial, los relojes de campo eran un elemento estándar de muchos ejércitos, que llevaban relojes precisos fabricados por empresas privadas según las especificaciones exactas del gobierno.

Incluso había manuales de campo sobre cómo mantenerlos, y relojeros militares que se alistaban en las fuerzas armadas.

Y cuando millones de soldados volvieron a sus hogares después de la guerra, y los excedentes de la guerra llegaron al mercado, los relojes de campo de oficiales pasaron a ser algo habitual en la década de los 50.

Los relojes de campo comparten una serie de características. Tienen esferas analógicas y pocas funciones más allá de dar la hora. Su tamaño es entre pequeño y mediano, por lo que no se quedan enganchados a las mangas ni al equipamiento.

Además, son muy duraderos y tienen un diseño muy sencillo con un dial fácil de leer. Por otro lado, suelen tener correas baratas de tela o nylon, como la moderna correa tipo OTAN que está diseñada para evitar que el reloj se caiga de la muñeca incluso si se rompe un pasador.

Hoy en día, los mejores relojes por calidad-precio de este tipo son sumergibles y siguen manteniendo su ADN militar con características como diales luminosos y parada de segundero, la cual permite detener el segundero sin parar el propio reloj (en caso de que quieras “sincronizar relojes” como en las películas).

Una ventaja de los relojes de campo modernos es que se benefician de todo un siglo de progreso tecnológico. Las cajas pueden estar hechas de titanio, cerámica o policarbonato; los cristales de zafiro; y el movimiento puede ser de cuarzo a pila, o mecánico con un mecanismo automático de cuerda.

Reloj de buceo

¿Qué modelo recomendamos más?

Mejor calidad precio nº 1
Cressi Leonardo Ordenador de Buceo, Adultos Unisex, Negro/Amarillo, Talla única
  • Amplia pantalla ufds que hereda la proverbial facilidad de navegación y menús de los ordenadores con...

También se llama reloj de buceador. Es la categoría principal, y probablemente el reloj deportivo más reconocible.

Se trata de un reloj diseñado para un trabajo o una actividad específica. Igual que ocurre con el reloj de campo, el reloj de buceo fue desarrollado para satisfacer una necesidad.

¿Quieres saber más? expande pulsando aquí

En concreto, hacía falta un reloj que pudieran llevar los buceadores a profundidades cada vez mayores y que siguiera funcionando. Por lo tanto, son una excelente opción si buscas los mejores relojes por calidad-precio para poder llevarlos bajo el agua.

El primer reloj de buceo fue el Rolex Oyster. Lanzado en 1926, tenía una caja con una parte trasera y una corona con rosca que sellaba el movimiento del polvo y el agua, incluso cuando el reloj se sumergía.

Se hizo famoso en 1927, cuando Mercedes Glietze se convirtió en la primera mujer en cruzar a nado el Canal de la Mancha. Cuando se lanzaron acusaciones de fraude, repitió la proeza llevando un Rolex Oyster a modo de colgante.

Pronto, los relojes de buceo de varias empresas adquirieron una reputación romántica, especialmente cuando el capitán Jacques Cousteau llevó uno en su documental “El mundo del silencio”.

La reputación de estos relojes quedó grabada en piedra en los 60, cuando el espía de ficción James Bond llevó un Rolex no sólo en las novelas, sino también en las primeras 10 películas.

Esto les confirió un prestigio que ha causado tanta impresión entre el público que un reloj de buceo es probablemente el único reloj de uso práctico que se puede llevar con un esmoquin.

Lo que distingue a los mejores relojes por calidad-precio dentro de esta categoría no es sólo que estén diseñados para soportar un uso brusco, sino que también pueden funcionar como relojes de uso práctico a decenas de metros de profundidad.

De hecho, el reloj de buceo es más que un instrumento para saber la hora: es un accesorio de seguridad. Los buceadores deben mantener un cuidadoso registro de cuánto tiempo se pasan bajo el agua.

Si pasa demasiado tiempo cuando se está a más de 10 metros de profundidad, entonces el nitrógeno se disuelve en los tejidos del cuerpo y el regreso a la superficie supone un peligro de muerte a menos que se hagan paradas periódicas para expulsar el nitrógeno.

Los mejores relojes por calidad-precio de este tipo se caracterizan por tener una caja pesada hecha de acero inoxidable o de otro material resistente que pueda soportar presiones de al menos 100 metros (según los estándares actuales) sin tener vías de agua ni comprometer el mecanismo.

Algunos relojes modernos permiten descender a más de 1.000 metros, y están equipados con válvulas especiales para permitir que el helio salga durante inmersiones prolongadas con mezclas de gases usando cámaras de descompresión. Si no fuera así, el reloj podría reventar debido a la presión interna al regresar a la superficie.

La esfera del reloj de buceo es muy sencilla, con manecillas para evitar la confusión entre las horas, los minutos y los segundos. Además, las marcas o los números son grandes, fáciles de distinguir y de leer, con símbolos luminosos.

Y luego está el bisel, que está diseñado para fijarse en su sitio o girar en dirección contraria a la de las agujas. Esto permite al buceador llevar un control del tiempo de buceo colocando la marca del cero sobre el minutero al descender o al cronometrar una parada de descompresión.

Al girar sólo en sentido antihorario, si el bisel se mueve de forma accidental hará que el buceador sobrestime el tiempo en vez de subestimarlo (esto último podría ser un error fatal).

Las otras cosas que distinguen a los mejores relojes por calidad-precio de este tipo son que el bisel y otras piezas están diseñadas para ser fáciles de manejar llevando guantes gruesos de neopreno, o con los dedos empapados y medio entumecidos.

Además, utilizan un brazalete de acero inoxidable fácilmente ajustable, o bien una correa de tela o de goma que permite colocar rápidamente el reloj por fuera de un traje de neopreno.

Reloj de aviador

¿Qué modelo recomendamos más?

Mejor calidad precio nº 1

Otro tipo de reloj con cierto romanticismo es el reloj de aviador o de aviación. De hecho, estos relojes se anticipan en casi 10 años al nacimiento de los relojes de pulsera tal y como los conocemos a día de hoy.

¿Quieres saber más? expande pulsando aquí

En 1906, el aviador brasileño Alberto Santos Dumont se quejó a su amigo, el maestro relojero Louis Cartier, de que no podía manejar los controles de su avión y mirar su reloj de bolsillo a la vez. Cartier inventó un reloj con una correa de cuero al que llamó el reloj de pulsera Santos-Dumont, que se vendió por primera vez al público general en 1911.

Sin embargo, el reloj de aviador despegó de verdad justo antes de la Segunda Guerra Mundial, cuando los aviones eran cada vez más sofisticados y capaces de volar más distancias y a mayores altitudes.

Al contrario que los aviones modernos con sus cabinas presurizadas y otras comodidades, los pilotos de entonces debían volar envueltos en trajes de cuero grueso mientras llevaban gafas pesadas y máscaras de oxígeno para protegerse contra la anoxia.

Como ocurrió con el reloj de campo, las principales potencias militares contrataron a empresas para que desarrollaran relojes de pulsera que fueran adecuados para los aviadores. El resultado es el reloj de aviador que conocemos a día de hoy.

Como ocurre con el reloj de campo, tiene un diseño robusto según las especificaciones de los gobiernos.

Pero mientras el reloj de campo es relativamente pequeño para evitar que se enganchara a la manga, un reloj de aviador tiene un dial muy grande con un diámetro de unos 55 milímetros.

En otras palabras, fueron los ancestros de los actuales relojes de tipo plato.

Otra de las cosas que distinguen a los mejores relojes por calidad-precio de este tipo son las correas, que son más como cinturones pequeños. Esto se debe a que los relojes debían ponerse sobre chaquetas de vuelo pesadas, donde se podían ver al instante.

Es una tradición que continuó con el programa Apollo durante los 60, cuando los primeros astronautas en ir a la Luna llevaban sus relojes Omega Speedmaster con correas enormes por fuera de sus trajes presurizados.

Otro rasgo que te permitirá distinguir los mejores relojes por calidad-precio de esta categoría es el dial. Como ocurre con el reloj de buceo, está diseñado para lograr la máxima legibilidad. Sin embargo, en esta ocasión se usan números grandes sobre una esfera sencilla y con iluminación.

Al examinarlos de cerca, una característica poro habitual de estos relojes es que suelen tener un dial interno para las horas y otro externo para los minutos.

El motivo de esto es que para un aviador, sobre todo para la tripulación de un bombardero, los minutos son más importantes que las horas.

Hoy en día, los mejores relojes por calidad-precio de tipo aviador pueden incluir otras complicaciones, como un cronógrafo, sistemas GPS, un bisel deslizante para calcular el consumo de combustible, o incluso una baliza de emergencia vía satélite.

Una función especialmente interesante es el altímetro. Se trata de una complicación muy valiosa, porque puede avisar a un piloto en caso de que haya una caída repentina en la presión del aire de la cabina que no hayan registrado los instrumentos.

Reloj GMT

¿Qué modelo recomendamos más?

¡Oferta encontrada!Mejor calidad precio nº 1
Pagani Design automático de buceadores Relojes Reloj automático analógico de los Hombres con...
  • RELOJ automático para hombre-Pagani Design es un reloj de cuerda automática que se refiere principalmente a...

El reloj GMT fue desarrollado inicialmente por Rolex pensando en los pilotos de aviación bajo petición de la aerolínea Pan American Airways para las tripulaciones de sus vuelos internacionales.

¿Quieres saber más? expande pulsando aquí

Introducido en 1954, el reloj GMT resolvió un problema cada vez más importante dentro de una industria del transporte aéreo que empezaba a entrar en la era de los aviones a reacción.

Dada la disponibilidad de nuevos aviones capaces de cruzar océanos enteros en cuestión de horas justo por debajo de la velocidad del sonido, cada vez era más fácil que los pilotos se sintieran confusos sobre la hora que era.

El reloj GMT resuelve este problema añadiendo una cuarta manecilla con un bisel especial. Al contrario que el horario, la manecilla GMT da la vuelta a la esfera cada 24 horas en lugar de 12.

Además, el bisel está marcado con 24 horas, teniendo 12 de ellas un color claro que representa el día y las otras uno oscuro para representar la noche.

Para usar estos relojes, la manecilla GMT se ajusta según la hora correspondiente al Tiempo Medio de Greenwich (GMT, por sus siglas en inglés) en el bisel de 24 horas, mientras que el horario está en la hora local.

Si sabes cuál es la diferencia entre la hora local de tu destino y la hora GMT, es sencillo calcular la hora actual rotando el bisel según dicha diferencia, de manera que la manecilla GMT apunte a la zona horaria deseada. Esto también hace que resulte más sencillo reiniciar el horario a la llegada.

Relojes de vestir

¿Qué modelo recomendamos más?

¡Oferta encontrada!Mejor calidad precio nº 1
CIVO Reloj Negro Ultra Fino para Hombre Minimalista Lujo Moda Relojes de Pulsera para Hombres Vestir...
  • Diseño de moda PAREJA CON CUALQUIER DISEÑO: estilo simple y generoso, correa elegante y con estilo, esfera...

Si buscas los mejores relojes por calidad-precio para ir elegante, entonces los relojes de vestir son lo contrario de los relojes usados como herramientas, aunque a veces se pueden solapar.

¿Quieres saber más? expande pulsando aquí

Los relojes de vestir valoran el aspecto sobre la funcionalidad, y a menudo se llevan a modo de declaración de riqueza y estatus oculta bajo una fachada de sencillez. Suelen ser delgados, elegantes y ligeros.

Además, normalmente suelen estar diseñados para ser discretos en vez de ostentosos. Serían algo así como un Bentley en lugar de un Ferrari.

Diseñados como accesorio vespertino y para ocasiones más formales, los relojes de vestir disponen de una cantidad mínima de funciones. Muchos ni siquiera tienen un segundero, por no hablar de un indicador de la fase lunar.

El tamaño es proporcional a la muñeca, y algunos tienen manecillas pequeñas y difíciles de leer, llegando a prescindir incluso de las marcas para los cuartos de hora. Sin embargo, gracias a cierto agente 007, a menudo pueden verse relojes de buceo bajo las mangas de un esmoquin.

Relojes de moda

¿Qué modelo recomendamos más?

Mejor calidad precio nº 1
Reloj,Relojes Hombre Moda Lujo Negocios Cronógrafo Multifunción Calendario Impermeable Reloj de...
  • Reloj De Moda Para Hombre: La esfera azul oscuro agrega un elemento de diamante para crear una sensación...

Los relojes de moda surgieron en la década de los 80 por la desesperación de la industria relojera suiza, que se enfrentaba al colapso absoluto.

¿Quieres saber más? expande pulsando aquí

A pesar de ser una pionera del sector, a Suiza le pilló completamente desprevenida la revolución del cuarzo de los 70, cuando los movimientos de cuarzo y las pantallas digitales hicieron que el coste promedio de un reloj de pulsera cayera en picado, a la vez que permitieron la fabricación de relojes con una precisión sin precedentes teniendo en cuenta el precio.

En pocos años, el dominio suizo en el mercado mundial se relojes se hundió. Firmas de renombre mundial cerraban las puertas o se fusionaban, y toda la industria dependía de ayudas del gobierno suizo sólo para sobrevivir.

Entonces apareció Nicolas Hayek, que en 1983 apostó por la idea de atacar el mercado desde el lado opuesto.

En vez de intentar revivir el interés por los relojes suizos tradicionales, que se estaban convirtiendo rápidamente en un nicho de mercado de gama alta, fundó Swatch.

El nombre es una contracción de “second watch” (es decir, segundo reloj). El grupo Swatch puso patas arriba todo el concepto de poseer un reloj.

Anteriormente, los relojes se consideraban caras reliquias de familia que sólo se compraban muy de vez en cuando, y uno en cada ocasión. Sin embargo, Swatch ofrecía una enorme variedad de relojes baratos que costaban de forma estándar 50 francos suizos gracias a las nuevas técnicas de fabricación automática. Además, a menudo tenían cajas de plástico con colores vivos y diseños estridentes.

El gancho comercial consistía que estos relojes eran tan baratos y variados que ya no eran relojes, sino accesorios de moda. En vez de uno, comprabas varios y los llevabas según la ocasión o el atuendo con el que combinaran mejor.

Hoy en día, muchos fabricantes tienen gamas similares a las de Swatch, y algunas le dan más importancia a la caja que al reloj que viene en su interior.

Incluso hay kits de relojes que permiten mezclar y combinar correas, biseles y otros componentes para conseguir el diseño deseado. Por lo tanto, son una magnífica opción si buscas los mejores relojes por calidad-precio.

Smartwatches

¿Qué modelo recomendamos más?

Dado que estamos en el siglo XXI, en el mercado hay otro tipo de reloj que puede suponer un cambio tan radical como la introducción del movimiento de cuarzo.

Los smartwatches (o relojes inteligentes) son básicamente ordenadores de muñeca con pantallas táctiles cuyas raíces se remontan a principios de los 80, pero que empezaron a aparecer en su forma actual hace unos 10 años.

¿Quieres saber más? expande pulsando aquí

Cuando se lanzaron al mercado por primera vez, los smartwatches modernos eran problemáticos y caros, y había que emparejarlos con un smartphone para que pudieran funcionar.

Desde entonces han recorrido un largo camino, y hoy en día tienen el mismo rango amplio de precios y funcionalidades que otros dispositivos informáticos.

De hecho, no hace mucho que las empresas relojeras tradicionales los veían como la siguiente revolución, y estaban preocupadas de que el smartwatch fuera el nuevo reloj de cuarzo.

En la actualidad, el pánico se ha ido disipando a medida que los primeros fabricantes de smartwatches han ido fracasando, y estos diminutos ordenadores se han establecido en su nicho de mercado.

Hay smartwatches que no sólo funcionan sin emparejarlos con un smartphone, sino que disponen de GPS, acelerómetros y pulsómetros que actúan como monitores de entrenamiento, además de notificar a quien los lleva sobre mensajes, publicaciones en redes sociales y alertas de aplicaciones. Algunos incluso pueden hacer llamadas y permiten el control por voz.

Sin embargo, los smartwatches todavía tienen sus problemas. Al contrario que los de cuarzo, hay que recargarlos de forma regular (a veces incluso a diario, dependiendo del uso).

Además, suelen ser voluminosos, por lo que la comodidad puede ser un problema. No sólo eso, sino que se quedan desfasados con tanta rapidez que comprar uno que no tenga la caja más barata es una mala inversión.

Pero es posible que el factor más importante que afecta al futuro de los smartwatches es que no sólo compiten contra los relojes tradicionales, sino también contra tecnologías emergentes como los altavoces inteligentes y los asistentes digitales.

Además, los smartwatches ya sufren de la ausencia de respuesta sobre qué problema resuelven. Si algo como una versión más avanzada de Alexa consigue resolver el problema primero, entonces el smartwatch podría empezar a perder peso como ocurrió con los relojes digitales, o incluso a desaparecer casi por completo como los PDAs de los 90.

Pese a ello, pueden seguir siendo una buena opción si tienes determinadas necesidades (por ejemplo, si haces deporte y quieres un monitor de actividad) y buscas los mejores relojes por calidad-precio.

Reloj de conducción

También llamado reloj de carreras, el reloj de conducción fue desarrollado entre la Primera y la Segunda Guerra Mundial para satisfacer las necesidades de los conductores de coches de carreras cada vez más sofisticados.

Como las competiciones (y especialmente los rallies) le dan tanta importancia a la medición del tiempo, los mejores relojes por calidad-precio de este tipo no sólo son robustos, sino que también incluyen funciones como cronógrafos (especialmente para medir los tiempos en las vueltas) y taquímetros para medir la velocidad de un vehículo en relación a un kilómetro medido.

No hace falta decir que este tipo de relojes deben ser un poco más grandes para facilitar la lectura de los números y registros.

Baratijas

Las baratijas son relojes para llevar a diario, y son el equivalente en el mundo de los relojes del conejo frente al zorro representado por el reloj de campo.

¿Quieres saber más? expande pulsando aquí

Al ser depredadores, los zorros sobreviven teniendo una constitución robusta con músculos fuertes y huesos densos, de manera que puedan perseguir a sus presas. Por otro lado, los conejos tienen músculos relativamente débiles y huesos frágiles.

Sobreviven reproduciéndose con tanta rapidez y en cantidades tales que un número razonable de su progenie logra sobrevivir.

Y así es básicamente como funciona un reloj de tipo baratija. Se trata de los relojes (normalmente modelos baratos de cuarzo) que no te importa que se estropeen, y ni siquiera te molestas en cambiarles las pilas cuando se agotan. De hecho, en algunos modelos ni siquiera se pueden cambiar las pilas.

Se trata de los relojes que se venden en los bazares y las tiendas de descuento. Su única función es indicar la hora y no suponer un problema cuando se rompan.

En otras palabras, las baratijas son la opción perfecta para quienes busquen los mejores relojes por calidad-precio y no les importe el caché social de su reloj.

También son una alternativa perfecta para quienes necesiten un reloj para llevarlo en trabajos sucios, como la tala de árboles, la reparación de coches, la limpieza de desagües o la instalación de cañerías.

Alta relojería

Relacionado con el reloj de vestir está, a falta de un nombre mejor, el reloj de lujo de alta relojería (haute horlogerie).

En su día, cualquier reloj podría calificarse como de alta relojería debido a que eran tan raros y caros que sólo los muy ricos podían permitírselos. Además, cada modelo representaba lo último en cuanto a tecnología.

¿Quieres saber más? expande pulsando aquí

Sin embargo, en nuestra era de industrialización avanzada y tecnología digital, los relojes son absurdamente baratos, y un reloj chino barato puede costar de media unos 3 euros, frente a los 800 euros de uno suizo.

Teniendo esto en cuenta, el reloj de alta relojería hoy en día es una máquina muy distinta de lo que fue en su día.

Hoy en día, un reloj de alta relojería es el equivalente en el mundo de los relojes de un deportivo de lujo, y a veces cuesta lo mismo.

En comparación, si consideramos el precio, hacen que un lujoso Audemars Piguet o un Cartier parezcan sacados de una caja de cereales.

El motivo de este mayor precio que hace que un modelo de alta relojería pueda costar seis o incluso siete cifras es que hoy en día son joyas artesanales de edición limitada que utilizan innovaciones tecnológicas de alta gama tanto en su diseño como en su fabricación.

Es cierto que algunos relojes de alta relojería justifican sus precios con el uso de piedras y metales preciosos, pero otros lo hacen demostrando lo que todavía puede hacer un movimiento mecánico.

Algunos de estos relojes tienen diminutas esferas astronómicas que son precisas durante siglos. Otros contienen autómatas, como pequeños pájaros mecánicos que pían.

Y los hay que rompen nuevas barreras mecánicas, como los que utilizan cajas hechas completamente de cristal, los que hacen que los movimientos sean más delgados que nunca, o los que utilizan movimientos capaces de imitar a los relojes digitales, o que pueden predecir la salida y la puesta del sol en cualquier lugar de la Tierra.

Y luego están los relojes hechos para demostrar cuántas funciones se pueden meter en un reloj mecánico. Después de todo, si está bien tener una función, tener decenas es decenas de veces mejor.

Pero sean cuales sean los detalles, los relojes de alta relojería suelen ser objetos de exposición. Están pensados más para ser admirados que para llevarlos puestos.

Por lo tanto, no sólo han creado un nuevo mercado de gama alta, sino también una industria auxiliar que fabrica máquinas para dar cuerda de forma automática y cajas de seguridad climatizadas para relojes que actúan como protección y como vitrinas para coleccionistas.

Por lo tanto, estos relojes no son la opción más adecuada si buscas los mejores relojes por calidad-precio.

Antes de comprar un reloj

Vale, pero, ¿qué reloj compro? ¿De verdad es tan difícil elegir uno? Sólo se fabrican 1.200 millones de relojes cada año, así que la elección debería ser sencilla. Sin embargo, es todo lo contrario.

Si el mundo de los relojes fuera un ecosistema, sería uno caracterizado por una alocada tasa de mutaciones. Cada año se lanzan todo tipo de fabricantes, modelos, marcas y variantes destinadas a una enorme cantidad de mercados.

Y lo que es peor, las categorías tienden a difuminarse debido al hecho de que la moda tiene una gran importancia en el diseño de los relojes, por lo que muchos modelos toman prestadas ideas de otros.

mejores relojes calidad precio

Incluso las categorías puramente tecnológicas pueden mezclarse entre sí. Por ejemplo, hay movimientos digitales y mecánicos, pero también hay movimientos híbridos entre mecánicos y digitales.

Además, hay esferas digitales, analógicas, y digitales/analógicas. También hay… Bueno, ya te haces una idea de por qué es tan difícil encontrar los mejores relojes por calidad-precio.

Esta mezcla se ha acentuado más todavía debido a la introducción de los relojes unisex, los cuales salvan la distancia entre los relojes tradicionales para hombre y mujer, a medida que las mujeres adoptan estilos más masculinos.

De hecho, el mundo de los relojes es tan sorprendentemente grande que si intentas tomar una decisión estudiando todos los relojes disponibles, no acabarás comprando uno en años.

Pero hay una manera mucho mejor de encontrar los mejores relojes por calidad-precio, que consiste en preguntarte qué es lo que quieres del reloj.

¿Para ti sólo es algo que te indica la hora? ¿Es un accesorio de moda? ¿Un símbolo de estatus? ¿Se supone que debe decir al mundo algo sobre ti? ¿Lo quieres para el trabajo? ¿Para hacer deporte? ¿Para jugar? ¿La precisión es importante? ¿Qué hay de la funcionalidad? ¿Y la durabilidad? Y, por supuesto, está el precio.

En cierta medida, la mejor forma de buscar un reloj es mirarte a ti mismo. ¿Eres el tipo de persona que estaría feliz con un Omega de 10.000 euros? ¿Estarías cómodo con un reloj deportivo enorme diseñado para sobrevivir a un martillazo? ¿Prefieres algo elegante y delicado? ¿O quieres algo para demostrar que has tenido éxito?

Por supuesto, hay algunas normas básicas que te ayudaran a encontrar los mejores relojes por calidad-precio.

No debes ponerte un reloj de Mickey Mouse junto con un traje de negocios, un estridente reloj deportivo de color naranja con un esmoquin, ni un reloj de vestir cargado de diamantes con unos pantalones de yoga. Aparte de eso, echemos un vistazo a los distintos tipos básicos de relojes.