Saltar al contenido

Proyector o TV. ¿Qué es mejor comprar en 2018?

proyector o TVSi estás pensando si comprar proyector o TV, déjanos ayudarte a decidir con algunos datos. Los proyectores sustituyen a la TV normal con una pantalla mucho más grande, flexibilidad para poder moverlos de un sitio a otro e imágenes de alta calidad.

En sus inicios, estos sistemas sólo estaban disponibles para entretenimiento comercial o usos en negocios, pero en la actualidad cada vez son más asequibles para el hogar promedio, haciendo posible que cualquiera pueda disfrutar de una verdadera experiencia de cine desde la comodidad de su propia casa.

Además, el coste por superficie de imagen con un proyector es realmente mucho menor que el de una TV tradicional. Empresas como Epson, Acer y Viewsonic fabrican proyectores multimedia que pueden ser utilizados para crear un cine en casa con proyectores Full HD.

Proyector o TV: ¿cuál es mejor?

Si estás pensando entre un proyector o TV, piensa que un proyector de vídeo puede proporcionarte una verdadera experiencia de cine en casa pero, ¿deberías elegir uno en vez de una televisión de pantalla grande?

Los proyectores te permiten ver la televisión y películas en una pantalla de más de 100 pulgadas en tu propia casa, y no hace falta que te toque la lotería para comprar uno. Sin embargo, no son para todo el mundo, y puede que te venga mejor una TV de pantalla grande comprada en unos grandes almacenes.

Las ventajas de los proyectores son:

Tamaño de imagen: con una correcta instalación del proyector, podrás ver una película justo como su director pretendía, o incluso podrás aumentar la pantalla de tu PC para enseñar las fotos de las vacaciones. Además de los de alta definición, también puedes comprar proyectores 3D y 4K (para más información, mira nuestra comparativa de proyectores 4k).

Coste: teniéndolo todo en cuenta, los proyectores son más baratos que las televisiones de alta definición. Una televisión de 108 pulgadas, por ejemplo, costaría más de 100.000 € (si puedes encontrar una a la venta), pero conseguir el mismo tamaño de pantalla y una calidad de imagen en alta definición equivalente podría costar menos de mil euros con un proyector.

Mira nuestra pantalla para proyector recomendada.

Experiencia de visualización: muchas personas sienten que, debido al mayor tamaño de pantalla y a la menor luminosidad general en comparación con una TV, los proyectores pueden proporcionar una experiencia de visualización más cómoda. Igual que en el cine, la imagen suele ser más inmersiva.

decidir proyector o tv

Las desventajas de los proyectores son:

Luz: éste es el principal inconveniente de los proyectores. A menos que tengas las cortinas echadas o las persianas bajadas del todo, el rendimiento de un proyector o tv se verá afectado por cualquier luz ambiental que haya en la habitación. Incluso en una habitación oscura, la imagen puede resultar interrumpida por cualquiera que pase por delante del rayo de luz.

Lámparas: los proyectores tienen el coste adicional de tener que reemplazar de forma periódica sus lámparas, probablemente una vez al año (mira ‘Otras cosas a tener en cuenta’ más adelante para obtener más información).

Sonido: algunos proyectores tienen altavoces incorporados y otros no pero, siendo realistas, con una pantalla tan grande querrás invertir en una buena instalación de sonido para hacerle justicia.

Si estos impedimentos hacen que quieras una televisión en vez de un proyector, mira nuestra comparativa de TV baratas. Aunque ten en cuenta que las pulgadas serán bastante más pequeñas.

“Los proyectores te permiten ver la televisión y películas en una pantalla de más de 100 pulgadas en tu propia casa, y no hace falta que te toque la lotería para comprar uno.”

Vale, quiero un proyector

Si una televisión de pantalla grande no es lo bastante emocionante, los proyectores de cine en casa pueden darle un nuevo significado a las películas, los programas de televisión o los videojuegos. Conecta un proyector LED o LCD con un buen conjunto de altavoces, y la calidad de vídeo y sonido asombrará a tus invitados con un sistema de entretenimiento con calidad de cine.

Te recomendamos nuestra guía para comprar proyectores para encontrar el que mejor se ajuste a tus necesidades.

A la hora de comprar un proyector o TV de cine en casa, hay que tener en cuenta un montón de aspectos técnicos. Sin embargo, esta guía pretende ayudar a los compradores tratando 6 cosas de obligado conocimiento que resultan necesarias para tomar una decisión informada.

Eligiendo el mejor proyector para ti

¿Todavía sigues con las ganas de comprar un proyector? Bien, entonces pasemos a tratar la información clave que necesitas para elegir el adecuado para ti. Los proyectores frontales o de vídeo proyectan imágenes en una pantalla separada que puede medir más de 100 pulgadas en diagonal.

De esta manera, obtendrás una experiencia de cine convincente en tu casa, y actualmente es posible comprar un proyector o TV decente por unos 400€, aunque con un televisor el precio será mucho más elevado para que tenga muchas pulgadas.

Los proyectores se pueden usar en cualquier sitio en el que haya un enchufe de corriente, una superficie plana y suficiente espacio. Puedes montarlos en el techo en una instalación permanente, o colocarlos en una mesa o una estantería. Necesitarás una habitación lo suficientemente grande y una pared vacía en la que proyectar la imagen.

Sin embargo, cualquier luz ambiental o indirecta que incida en la pantalla tendrá un impacto en los niveles de negros y en el contraste general, produciendo una imagen lavada. Idealmente, igual que pasa en un cine, debes tener un espacio tan oscuro como sea posible.

¿Qué hace que un proyector sea bueno? ¿Qué son los lúmenes? ¿Qué tipo de pantalla deberías tener? ¿Cuánto duran las lámparas de los proyectores? Sigue leyendo para averiguar todas las respuestas.

Luminosidad

A la hora de comprar el mejor proyector, más luminoso no significa necesariamente mejor. Un proyector o TV debe producir suficiente luz para llenar una pantalla, sin ser tan brillante que canse la vista con el tiempo. Algo que los proyectores logran mejor.

La luminosidad de un proyector se mide en lúmenes, y normalmente acabas pagando más por tener más lúmenes, así que no dejes que te cieguen los números. Para un proyector que vaya a usarse en una habitación oscura, entre 1.300 y 1.500 lúmenes son suficientes. Sólo necesitarás más si la habitación tiene más luz ambiental.

Opciones de pantallas

La opción más barata para una pantalla de proyección es usar una pared, aunque la calidad de la experiencia dependerá de lo lisa que sea. Puedes mejorar esto usando una pintura reflectiva especial, pero merece la pena considerar la compra de una pantalla de proyector dedicada. Hay pantallas manuales de varios tipos, incluyendo las montadas en la pared o en un trípode. También hay pantallas motorizadas, incluyendo pantallas premium, que pueden guardarse cuando no se utilicen.

Conectividad

Puedes conectar un montón de dispositivos de vídeo e imagen en un proyector, de la misma forma que con una televisión de alta definición. El vídeo compuesto o por componentes sirve para las fuentes de definición estándar, mientras que los conectores HDMI son para equipos de alta definición, como reproductores Blu-ray, consolas de videojuegos, o reproductores multimedia o de streaming.

Es posible mostrar fotos desde llaveros de memoria usando los puertos USB del proyector, o conectar un PC o un portátil mediante los conectores VGA. Es conveniente asegurar y ocultar los cables si vas a instalar de forma permanente tu proyector.

Factor de proyección

La distancia de tiro (throw distance) es aquélla a la que hay que situar el proyector para que produzca imágenes de calidad. Es importante asegurarse de que un proyector es capaz de de estar lo suficientemente alejado de una pantalla grande, ya que las distancias a las que los proyectores pueden proyectar una imagen varían.

El factor de proyección (throw ratio) se define como la distancia desde la lente hasta la pantalla, dividida por la anchura de la pantalla. Por ejemplo, si el proyector o TV está a 3 metros de la pantalla y ésta tiene 1,5 metros de ancho, entonces el factor de proyección es 2.

Así que si buscas un proyector que tenga un factor de proyección de 2 y la pantalla tiene 2 metros de ancho, entonces el proyector debe ser capaz de proyectar desde 4 metros. El factor de proyección y la distancia de tiro son dos parámetros que deberían estar indicados en las especificaciones del producto. Los compradores deberían elegir un proyector con un factor de proyección que funcione bien en la habitación en la que lo usarán.

Otras cosas a tener en cuenta

Distancia de tiro (throw distance): para hacer que tu proyector o TV funcione de manera efectiva, tendrás que entender cuál es la distancia óptima entre el mismo y la pantalla, lo que se conoce como distancia de tiro. Esto influye en el tamaño de la pantalla que necesitarás y en el lugar donde podrás colocar el proyector. Muchos proyectores tienen funcionalidad de zoom para realizar pequeños ajustes a la calidad de imagen sin modificar la distancia de tiro.

Sustitución de la lámpara: sabrás cuándo se está agotando la lámpara porque la imagen se verá notablemente más tenue. Las lámparas pueden durar entre 700 y 3.000 horas, con una vida media de alrededor de 1.500 horas. Eso puede que suene a mucho, pero con el ciudadano medio viendo cuatro horas de televisión al día, la duración de la lámpara para un uso promedio será de algo más de un año. Una lámpara nueva puede costar bastante más de 200 €, lo que puede ser un gasto anual significativo.

Puedes aumentar la vida de las lámparas dejando que se enfríen correctamente después de usarlas, y cambiando de forma habitual los filtros de polvo. Muchos proyectores tienen “modos de ahorro” que también pueden conservar la vida útil de la lámpara, y suele haber un indicador que muestra una estimación aproximada de las horas que le quedan a la lámpara.

Ruido del ventilador: como los proyectores generan calor, tienen ventiladores para enfriarse, que pueden ser bastante ruidosos en algunos modelos, sobre todo los más baratos. Si piensas que el ruido podría ser un problema para ti, elige un modelo con un ventilador más silencioso. También es importante colocar tu proyector o TV de manera que tenga suficiente espacio y flujo de aire alrededor para asegurar que no se sobrecalienta.

Proyectores LCD contra DLP contra LCOS

Igual que ocurre con las televisiones de alta definición, la mayoría de los proyectores tienen modelos más baratos “HD Ready” con una resolución 720p, y luego están los que son capaces de soportar 1080p o “Full HD”. Además de eso, también hay tres tipos básicos de proyectores entre los que elegir (LCD, DLP y LCOS), cada uno con sus ventajas e inconvenientes.

Aquí te decimos las ventajas e inconvenientes, pero puedes ver de forma más detallada cada tipo en nuestra guía para comprar un proyector.

Proyectores DLP

– Ventajas: te proporcionan una imágenes impresionantes y realistas en pantalla. Proyectan una imagen más nítida y detallada durante las secuencias con movimientos rápidos en comparación con los otros tipos de proyector.

Mira los modelos de proyector DLP que nos han parecido mejores en nuestra comparativa.

– Inconvenientes: suelen ser más grandes y ruidosos. Sus lámparas tienen una vida útil relativamente corta, lo que significa que pueden ser costosos de mantener. Los proyectores DLP de un chip son susceptibles al “efecto arco iris”, un defecto de la imagen consistente en que los objetos brillantes en la pantalla parece que tienen rastros multicolor.

No todo el mundo puede ver estos “arcos iris”, pero puede ser muy molesto para alguien que pueda. Los modelos DLP de alta gama tienen tres chips (uno para cada color primario), pero son más caros.

Proyectores LCD

– Ventajas: en su día, esta tecnología estaba limitada a los proyectores de baja calidad, pero ha mejorado notablemente en los últimos años y los proyectores LCD son comparables hoy en día a los DLP en términos de calidad de imagen. Los proyectores LCD suelen ser más baratos y más compactos que otros modelos. La tecnología LCD tiene una ventaja sobre la DLP en términos de saturación de color, y puede producir imágenes más brillantes con un mejor aspecto en presencia de luz ambiental.

– Inconvenientes: logran resultados relativamente pobres a la hora de mostrar las zonas negras de la imagen. También son susceptibles al efecto rejilla, que permite ver la estructura de píxeles del panel LCD como si estuvieras viendo la imagen a través de una rejilla metálica. Además, las lámparas LCD tienden a deteriorarse con mayor rapidez, pero son más baratas de sustituir que las DLP.

Proyectores LCOS

– Ventajas: suelen ser considerados como un híbrido de DLP y LCD. Tienen mejores resoluciones, relaciones de contraste y niveles de negros que los otros dos tipos de proyector. Sony y JVC son los principales fabricantes de proyectores LCOS, a los que se refieren usando las marcas SXRD y D-ILA, respectivamente. Hitachi también está involucrada en esta tecnología.

– Inconvenientes: no suelen ser tan luminosos como los otros tipos, y suelen ser más caros, con precios que llegan hasta varios miles de euros.

Proyector o TV. ¿Qué es mejor comprar en 2018?
5 (100%) 10 votes