Termómetros de cocina. ¿Cuál es mejor comprar?


Última actualización: Agosto, 2017

Esta vez hemos hecho una guía para comprar los mejores termómetros de cocina baratos pero manteniendo la mejor relación calidad-precio. Como siempre.

Debido al tipo de dispositivos, no hay mucho que analizar.

¿Dónde comprar termómetros de cocina baratos?

Casi todos en el mismo rango de precio tienen unas características muy similares. Si puedes pagar entre 2€ y 15€ puedes comprar un termómetro chulo. ¿Dónde? Hemos buscados las mejores tiendas de internet y hemos topado con las siguientes ofertas.

comprar termometro cocina barato
Ofertas

Producto: Mejores modelos
Precios: de 2€ a 15€
Valoración: opinión
Amazon: estas ofertas

¿Termómetros de sonda o termómetros de lectura instantánea?

Todo el mundo debería tener un termómetro de cocina para asegurarse de consumir alimentos cocinados a temperaturas internas seguras. El tipo más común es el termómetro de lectura instantánea, que puedes pinchar directamente en la comida durante unos segundos para comprobar la temperatura. Un termómetro de sonda es el tipo de termómetro digital de cocina pensado para dejarlo en la carne mientras se cocina. Un cable resistente al calor conecta la sonda a una unidad digital fuera del horno que muestra la lectura de temperatura.

Puedes medir la temperatura interna de la carne usando cualquiera de esos tipos de termómetros de cocina. La mayoría de los profesionales con los que hablamos recomiendan hacerse con un termómetro de lectura instantánea en vez de con un termómetro de sonda, debido a que son más rápidos al leer las temperaturas y duran más.

La ventaja de los termómetros de sonda es que recibes una alerta en cuanto se alcanza una temperatura configurada, sin tener que abrir la puerta del horno. La desventaja es los termómetros de sonda es que suelen ser más lentos a la hora de leer las temperaturas.

Los accesorios de la sonda también tiene una elevada tasa de fallos (la sonda está sometida a elevadas temperaturas, y el cable sufre daños debido a la presión de la puerta del horno o de la tapa de la parrilla), pero pueden comprarse por separado cuando tengas que reemplazarlos. Pese a ello, a algunas personas todavía les gusta usar termómetros de sonda, dado que pueden dejarse colocados en la carne mientras se cocina.

Si usas un termómetro de sonda, ten en cuenta que la sonda sólo mide la parte de la carne que está tocando. Un experto nos dijo, “la sonda permite a la gente saber la temperatura hasta cierto punto, y es una buena guía, pero luego puedes afinarla más con la lectura instantánea y tomando varias lecturas”.

termometros de cocina baratosTienes que saber dónde colocar el termómetro de sonda para medir correctamente la temperatura interna de la carne, lo que es un reto, en especial para cocineros novatos. Según un experto, comisionado adjunto de la Oficina Seguridad Alimentaria y Saneamiento Comunitario de la Ciudad de Nueva York, “la sonda debería insertarse en la parte más gruesa de la carne, lejos del hueso, la grasa o el cartílago. Al tomar la temperatura de asados de carne de vacuno, de cerdo o de cordero, la sonda debería insertarse en la parte media del asado, evitando el hueso.

Lo que se está determinando es la temperatura central”. Una chef nos dijo que los huesos conducen más calor y te darán una lectura de temperatura más elevada. Para carnes más delgadas, como los filetes de pescado, deberías insertar la sonda de lado. Si no estás seguro sobre la posición correcta o la temperatura final de la carne que estás cocinando, la mayoría de los profesionales con los que hablamos recomiendan tomar múltiples lecturas usando un termómetro de lectura instantánea.

Cómo escogimos y probamos los termómetros

Un buen termómetro de sonda debería dar una lectura de temperatura de manera rápida y precisa, para que así puedas saber cuándo es seguro ingerir los alimentos, especialmente la carne. Debería tener un amplio rango de temperaturas para que admita su uso tanto en hornos como en parrillas, y debería ser intuitivo de utilizar. Las sondas más largas garantizarán que alcances la parte más gruesa de asados grandes, o el fondo de una sartén para freír o hacer caramelo.

Para esta guía, probamos 11 termómetros de sonda que oscilaban entre los 17 € y los 100 €. Escogimos tres tipos distintos:

  • Termómetros básicos con una sola sonda que muestran las lecturas en una unidad digital
  • Termómetros de doble canal que tienen dos sondas (una para medir la temperatura interna de la carne y otra para leer la temperatura ambiente de cocinado) y muestran la temperatura en una unidad digital
  • Termómetros de sonda remota que muestran los resultados en receptores inalámbricos a batería o mediante aplicaciones de smartphone vía Bluetooth

Probamos termómetros de sonda con rangos de temperatura entre -50 y 300 grados Celsius, con cables de sonda resistentes al calor hasta 378 grados. Los modelos más baratos de alrededor de 20 € suelen tener rangos de temperatura entre 0 y 200 grados, lo que significa que no puedes usarlos para los métodos de cocinado a alta temperatura, como la fritura o la parrilla.

La longitud de la sonda es importante para asegurar que puedes alcanzar las partes más gruesas de asados grandes, como la paleta de cerdo. Además, si la longitud de la sonda es demasiado corta, no podrás alcanzar el fondo de una sartén para hacer caramelo. Idealmente, el cable que conecta la sonda a la unidad digital debería ser capaz de soportar temperaturas de hasta 370 grados Celsius para que pueda usarse de manera segura en una parrilla sin resultar dañado.

Analizamos modelos que tuvieran un uso intuitivo, con pantallas digitales que fueran fáciles de leer. La mayoría de los termómetros de sonda vienen con configuraciones de temperatura preprogramadas, aunque la chef con la que hablamos nos dijo, “yo nunca sigo las configuraciones preprogramadas.

Por ejemplo, la Administración de Medicamentos y Alimentos dice que deberías cocinar el pollo a 74 ºC, que a mí me parece demasiado. Yo prefiero de 63 a 66 ºC, y a medida que lo dejes reposar subirá otros 6 grados”. Los profesionales con los que hablamos dijeron que es siempre mejor programar tus propias configuraciones de temperatura para evitar cocinar en exceso la carne.

Probamos termómetros de doble canal, que tienen dos sondas: una para medir la temperatura interna de la carne, y una sonda aérea para medir la temperatura ambiente de horno, la parrilla o el ahumador. Sin embargo, un experto nos dijo que no recomienda utilizar sondas aéreas para parrillas porque son susceptibles a los puntos calientes y fríos, agregando que “la diferencia de temperatura varía un montón entre la superficie de la parrilla y la parte superior de la tapa”.

Browne recomienda poner la mano a unos cinco centímetros de la rejilla de la parrilla para medir el nivel de calor: si puedes mantenerla durante tres segundos, significa que hay poco calor, mientras que dos segundos indica calor medio y un segundo significa calor elevado.

También probamos termómetros de sonda remota, que te permiten alejarte de una parrilla o un ahumador mientras sigues monitorizando la comida que estás cocinando. Sin embargo, Rick Browne dijo, “suelo encontrarme con que es el tipo de los gadgets, el tipo que quiere todos los gadgets conocidos por el hombre para su barbacoas de gas y su coche y su bolsa de golf y todo lo demás, el que dice, ‘Vaya, tengo que hacerme con uno [un termómetro de sonda remota]’.

Y se hace con uno, lo usa un par de veces, y se da cuenta de que realmente no funciona tan bien y deja de usarlo”. Tras probarlos, llegamos a la conclusión de que los termómetros remotos son algo útil de lo que la mayoría de la gente puede prescindir.

Para comprobar la precisión de estos termómetros de cocina, insertamos sus sondas en una taza cerámica llena de agua helada (0 ºC), que es lo que la mayoría de fabricantes recomiendan para una calibración correcta. También probamos las sondas en una cacerola con agua hirviendo (100 ºC), y en una olla sopera con agua mantenida a 54 ºC con un circulador sous-vide. Cronometramos cuánto tardaba cada termómetro digital de cocina en registrar las temperaturas correctas.

Para probar la durabilidad de los cables de las sondas a altas temperaturas, usamos a nuestros finalistas en un grill a unos infernales 343-371 ºC. Tras nuestra ronda inicial de pruebas, utilizamos al resto de contendientes para monitorizar la temperatura de trozos de pollo horneados, de modo que pudiéramos hacernos a la idea de su usabilidad.

Evaluamos la fuerza de los imanes en la parte trasera de los receptores digitales para comprobar lo bien que podrían permanecer pegados al lateral de un horno o una parrilla. Por último, medimos la distancia desde la cual los termómetros de sonda remota eran capaces de funcionar antes de perder la conexión inalámbrica.

Cuidado y mantenimiento

Antes de usar cualquier termómetro, “SIEMPRE deberías asegurarte de que está calibrado”, dijo la chef Janer Crandall. “Un termómetro de cocina debería medir 0 ºC en agua helada y 100 ºC en agua hirviendo”. La mayoría de los termómetros de sonda vienen calibrados, pero aun así es bueno comprobarlos de nuevo antes de usarlos.

No hace falta decir que nunca debes meter la unidad digital en un horno, una parrilla o un ahumador, o pegarla a la tapa de una parrilla, la cual puede superar los 371 ºC y fundirla. Aunque los cables ThermoWorks son resistentes al calor hasta 371 ºC, evita colocarlos directamente en la rejilla de una parrilla o en la bandeja de un horno, lo que podría dañar su aislamiento interno. Además, debes deshacer cualquier dobladura en el cable, la cual puede romper los hilos internos. Y nunca pongas la punta de una sonda directamente en contacto con brasas calientes o fuego.

En este vídeo se muestra bien como se puede usar el dispositivo para mirar la temperatura de la carne de forma correcta. Algo que se acostumbra a hacer de forma erronea de manera general.

Usa siempre una manopla cuando recojas un termómetro de sonda de un hornillo eléctrico o una parrilla. Para prevenir la contaminación cruzada, asegúrate de limpiar correctamente la sonda tras cada uso.

¿Te ha sido de utilidad esta publicación?

Sólo haciendo clic al botón de +1 de abajo nos motivas a ampliar la información.

Qué más tienes que saber

  • Las comparativas hechas son del todo objetivas. No aceptamos pagos de empresas.

  • Juntar y contrastar esta información son muchas horas de trabajo. ¿Quieres darnos soporte sin darnos nada? Sólo tienes que utilizar las ofertas que te enlazamos del producto que vayas a comprar. Serán los mejores precios y nos darán una comisión muy pequeña que nos ayuda a seguir escribiendo para ti.

¿Quieres preguntar o comentar?

Puedes comentar en esta sección.
Comentarios de esta página han sido cerrados.