Tumbona hinchable. ¿Cuál es mejor comprar?


Última actualización: Agosto, 2017

Una tumbona hinchable es un excelente accesorio de exterior. Perfecta para los días de playa o de jardín. Como siempre en MejorCalidadPrecio hemos analizado los más vendidos y aclamados del mercado y hemos terminado con los mejores.

Aunque todos los modelos se parecen bastante hemos acabado concluyendo que la tumbona Outad y Homeme de las que ahora hablaremos son las de mejor relación calidad precio.

Mejor tumbona hinchable calidad-precio

La Homeme se trata de la mejor tumbona inflable para esas personas que pueden estirar su presupuesto un poco más. Si vas apretado de ello más abajo te ofrecemos la mejor tumbona hinchable barata.

Por lo que hace la Homeme, a pesar de ser similar al resto, tiene algunas ventajas destacables que la hacen sobresalir en comparación con las otras que hemos probado. La puedes compartir con familiares y amigos. De hecho tres personas pueden caber sin problema, en el caso de sentarse pero no de estirarse por completo. Se puede hinchar hasta 67 x 27,5 x 17,7 pulgadas. Algo que la hace ligeramente más pequeña que el segundo mejor modelo que comentamos más abajo. Esto serían unos 170cm, así que más que para dormir sería para tumbarse y relajarse ya que no llegaría a cubrir todo el cuerpo.

comprar tumbona inflable barata
Ofertas

Producto: Homeme
Precios: 49€
Valoración: opinión
Amazon: Mejor oferta encontrada

Se podría decir que se trata de un sofá hinchable sin precedentes. Además de esto también es muy fácil de llenarlo de aire, comparado con otras tumbonas inflables. Su tejido de nailon hace que podamos maltratarlo un poco. Por lo que se trata de un modelo que durará mucho tiempo. Siempre que no nos pasemos, claro.

Lo chulo es que viene con bolsa, que hace que parezca mentira que se pueda meter tal hamaca hinchable dentro. Y por si fuera poco una correa para llevarlo cómodamente, así como la incorporación de un bolsillo para dejar nuestras cosas mientras descansamos y está la tumbona hinchada.

En este aspecto hay que tener en cuenta que el precio es ligeramente superior a otros modelos porque tiene estos extras. El bolsillo, la bolsa con correa y el material duradero son algo que no se encuentran en el resto de modelos. O en pocos pero son mucho más caros. Por este motivo entre las tumbonas hinchables baratas, esta destaca porque aunque pagues un poco más, te sale a cuenta si tienes intención de usarla durante bastantes años.

Es posible que te haga gracia probarla al principio, pero si al cabo de un tiempo decides mantenerla y usarla durante tiempo, mejor ir a por esta Homeme aprovechando la oferta que te hemos enlazado más arriba.

Viene con una guía que es bastante claro aunque como verás en la oferta, verás que la descripción es una traducción literal del inglés, aunque se puede entender sin problemas.

Por lo que hace a la instalación y a hacer la tumbona hinchable propiamente dicho, es tan fácil como removerla de la bolsa, sacar la hebilla de plástico, y deshacerlo. Hace aproximadamente estas 67 pulgadas que comentábamos. Sin embargo hay que descontar unos pocos centímetros totales en todas las tumbonas inflables porque al final de la pieza la enrollamos para mantener el aire dentro.

Hay dos colores diferentes de este modelo. Estamos hablando de negro y de azul. A parte de esto viene con tres componentes que verás en la imagen de la oferta una vez entres. Se trata de una estaca y de un pegamento para nilón, así como un parche bastante chulo que viene incluido también.

tumbona hinchable barataLos dos lados del tubo se conecta del mismo modo que el resto de tumbonas playa. En el medio, creando una especie de almohada que te da soporte. El interior de esta tumbona hinchable está alineado con plástico claro para mantener el aire dentro, lo que puede hacer un sonido que por cierto no encontramos que molestara.

Para llenar la tumbona inflable, abrimos una de las cámaras y lo hicimos durante dos o treces veces antes de cambiar hasta al otro sitio. Encontramos que cerrando la cámara antes de parar de correr ayudo bastante a conservar más el aire en el interior.

Como hemos comentado antes, este tipo de tumbonas hinchables no se deben llenar del todo, algo que puedes esperar. Es sólo que cuando enrollas un poco la parte final, esta se tensa pero es para mantener el aire dentro y para que se cree tensión.

De todas las que hemos probado, esta tumbona hinchable tenia la capacidad de peso más grande. Haciendo que más personas se puedan tumbar en ella. Lo que quiere decir que además si tienes ganas de hacer un poco el ganso en ella, podrías incluir varias personas. Aunque claro, no le digas al grupo entero que se estire allí. Dos o tres personas sería lo idea.

Llenada bien de aire, la tumbona-sofá también es muy cómoda y con soporte para el cuerpo, para que estas partes no se cansen.

Tanto puedes sentarte en ella como en un banco, de forma perpendicular. O estirarte con tu espalda para aprovechar su longitud. Si bien es cierto que un poco de aire se escapa tanto cuando te tumbas o te levantas, pero eso es algo que todo usuario se espera de las tumbonas hinchable baratas pero también caras.

En nuestras pruebas lo que hicimos fue tumbarnos entre 2-3 horas. Bueno, más bien dicho hicimos esto con los primeros modelos. Después ya estábamos tan “cansados de sentarnos” que simplemente le pusimos peso para simular el cuerpo humano. Lo que nos hizo confirmar es que sin duda se pierde algo de aire. Aunque la cantidad perdida al cabo de un par de horas fue razonable y nada preocupante.

Al fin y al cabo si nos lo paramos a pensar, seria bastante raro que alguien se pasaría tanto rato en una tumbona hinchable de estas. A menos que te tomaras una siesta de esas de vacaciones que duran varias horas. El caso es que este modelo de tumbona inflable estuvo hinchado mucho más tiempo que la competencia.

Un simple panel de poliéster que está cosido al lado, nos sirve para bolsillo. Dividido en segmentos de 6 i 13 pulgadas aproximadamente. Dependiendo de la cantidad de aire que hayas puesto en este sofá hinchable, podrás poner desde un libro a una cerveza. El caso es que si llevaras muchas cosas seguramente ya llevarás un bolso o mochila, así que como espacio pequeñito extra ya nos va perfecto.

Por lo que hace a deshincharlo, es tan fácil como abrir la hebilla y dejar que el aire se vaya. Empezando claro por el sitio dónde lo hemos enrollado. De hecho para sacar el aire se parece a un saco de dormir. En este caso encontramos que no pudimos volver la tumbona hinchable exactamente con la misma forma con la que se nos envío en la oferta de la parte superior, pero fue muy fácil de incluir en la bolsa de viaje.

¿Algunas cosas que se podrían mejorar en esta tumbona inflable? Como se trata de un modelo que es ligeramente más largo que otros modelos, pesa un poco más una vez abierto, pero no mucho. Al fin y al cabo cuando está plegado la bolsa no pesará ya que se trata del aire que almacena.

A parte podría haber más stock disponible, ya que muchas veces está agotada y hay solamente dos colores en la actualidad.

Mejor tumbona hinchable barata

Si quieres una tumbona inflable barata porque aún no has tenido ninguna y quieres probar que tal va para uso esporádico, aquí tienes la más destacada. De todas las que analizamos de precio bajo, esta era la mejor en este sentido.

Como podrás ver con la anterior, tal vez tiene un poco menos de calidad en el material de fabricación, pero sigue siendo adecuada para un uso esporádico de tumbonas playa.

comprar tumbona hinchable barata
Ofertas

Producto: Outad
Precios: 39€
Valoración: opinión
Tienda: Amazon. Mejor precio

Las dimensiones son de hasta 260 centímetros abierto y con aire, lo que no es nada despreciable. Más grande que el modelo de tumbona hinchable que hemos mencionado con anterioridad. Además de esto puede aguantar un total de 250kg sin que pierda aire de forma considerable, lo que la hace ideal también para compartir.

Lo más destacado de este modelo de tumbona hinchable barata en comparación con el anterior sofá de playa, es el hecho de que hay cinco colores distintos para elegir. Algo que nos hacia falta para las personas que la acaban comprando por la moda además por la comodidad que estos productos acaban ofreciendo.

¿Quien debería comprar tumbonas hinchables?

Se tratan de esas cosas para el hogar útiles siempre que tumbes bastante o que o tengas espacio para tener la tumbona abierta. La gracia de esto es que no ocupan espacio. Y no pesa tanto como una hamaca convencional. Y menos aún que un sofá o sillón. Además de que molesta mucho menos que una silla o similar, ya que se puede plegar y llevar a la playa o sacar al jardín.

Se pueden usar también para los festivales de música (más icónico actualmente), camping, barbacoas y demás. No son necesarios, claro, pero los mejores modelos de tumbonas hinchables proveen a su usuario de una alternativa cómoda a un simple sofá o silla.

Lo más importante como hemos dicho, es el hecho de que se pueden plegar y que son “más cool”. También decir que las hamacas hinchables no están compuestas de esos materiales raros de plástico que te recuerdan a los juguetes de tu infancia. Vamos, que no son esos juguetes hinchables que se pegaban a la piel en el calor de verano. Se trata de un componente mucho más duradero.

Cómo hemos elegido las mejores tumbonas playa

Como es habitual ya en nuestro blog para comprar barato, lo que hacemos es mirar primero dónde los usuarios acostumbran a hacerse con las mejores ofertas del mercado. Miramos las tumbonas inflables más vendidas. Nos salieron modelos como la Fatboy Lazmac (la empresa que originó este concepto al parecer según Buzzfeed), pero aún así hay docenas de modelos. Así que fuimos a probarlos todos.

Hay bastante debate por lo que hace a la legalidad y el uso de estos productos, ya que Fatboy comentó que ellos tienen la patente original de estas tumbonas hinchables. Dicen que es bastante común que cuando un producto sobresale del resto, las empresas que también fabrican similares intenten hacerse con lo suyo. Y no nos sorprendería si fuera verdad.

Muchos sofás inflables tienen la misma pinta. Al fin y al cabo lo que importa más es analizar la calidad. Pero lo que queremos decir es que es bastante posible que algún fabricante chino crea docenas y le pone diferentes marcas, nombres y etiquetas según la empresa que se lo haya pedido.

Lo que hicimos es no probar las tumbonas inflables de vendedores que no tenían una página web o un sitio claro para contactarlos. Especialmente en el caso de encontrarnos con problemas de garantía o de calidad.

Después de esto pusimos un precio medio para saber más o menos si se tratara de un modelo caro o barato cuando habláramos de ello. Le pusimos un precio de unos 40€, por esto el modelo Homeme hemos dicho que es ligeramente caro, porque está un poco por encima de la media que trazamos. También consideramos este precio en comparación a cuanto cuesta el original.

En nuestro caso lo que también hicimos fue buscar notables marcas por la web pero no encontramos mucho más de lo que vimos en las tiendas populares como Amazon o Ebay. Por lo que hace a otros sitios comparativos (competencia), no demostraron que los autores lo probaron en persona, por lo que no nos podíamos fiar mucho.

Acabamos pues comprando una mezcla de tumbonas hinchables de una y dos cámaras, para tener un poco de todo. En vez de decidir cuál tenia el mejor diseño basándonos únicamente en reseñas, queríamos mirarlo por nosotros mismos y ver cuál era el modelo para “llenar y sellar”, para decirlo de algún modo.

Cómo probamos los modelos

Una vez comprados los modelos de tumbonas inflables que queríamos probar, las llevamos cerca de Moja (Barcelona). Teníamos un amigo allí que siempre nos deja estar en casa de sus abuelos, con piscina, césped y un espacio muy grande, así que las desplegamos todas allí.

Empezamos con dos compañeros corriendo con la tumbona hinchable con los brazos abiertos como se dice en las instrucciones. Como ya hemos comentado con anterioridad, un sofá hinchable tiene dos cámaras, o al menos dos aberturas para que se pueda llenar el aire. Corrimos pues de tres a cuatro veces para llenarlas.

Notamos que las hamacas hinchables no se llenaron tanto de aire como nos esperábamos, si no que se llenaron como un globo. Sólo un poco. Algo que nos preocupó un poco al principio, especialmente porque asumimos que se llenarían en seguida… Pero aparentemente así es como funcionen las mejores tumbonas hinchables, tanto baratas como caras.

Como dicen las instrucciones, a la que se empiezan a llenar, verás que abriendo un poco la parte final mantiene el aire dentro y todo lo demás, forzando a tener la misma cantidad de aire en menos espacio y haciendo que la tumbona tome la forma que has visto en las anuncios.

El siguiente paso fue el tema de la estaca. Es algo que para muchos lectores les puede sonar a algo que no hay que tener en cuenta, pero al fin y al cabo si no se hace, un poco de corriente de aire puede mandar tu tumbona hinchable a volar si no se pegan. Algo que hizo que esos modelos que no tenían una estaca par anclarlas bien al suelo fueran descalificadas.

Consideramos exactamente lo mismo por lo que hace los bolsillos. Es mucho mejor tener un sitio dónde poner el teléfono, las gafas, libros, y demás.

Por lo que hace a sentarnos o estirarnos, antes miramos que tal era el material para ver si era lo suficiente cómodo al tacto y como de rugoso era. La mayoría están hechos de poliéster o nilón, hecho para que no se destripen fácilmente.

Hay que decir que no nos gustó como sonaron o los notamos a nuestro cuerpo algunos. Imagina el tejido haciendo sonido cada vez que te mueves en tu tumbona hinchable. No, gracias.

Después de todo este proceso por fin nos pudimos tumbar un rato. Un par de miembros de MejorCalidadPrecio se tiró y alternó sentándose y tumbándose para ver como de hondo se caía, lo fácil que era salir y cuanto aire salió. Pero sobretodo lo cómodo que eran. Una vez tuvimos el podio saltamos un poco con ellos para asegurarnos que no se petarían, por si acaso.

Finalmente queríamos ver cuanto tiempo se quedarían hinchados así que a parte del peso de las personas también les pusimos otras cosas pesadas. Tomamos nuestros dos mejores tumbonas hinchables que has podido ver anteriormente y las llenamos de aire completamente. Al cabo de casi tres horas, se podía ver que habían perdido aire, pero algunas tumbonas playa más significativamente que otras.

¿Te ha sido de utilidad esta publicación?

Sólo haciendo clic al botón de +1 de abajo nos motivas a ampliar la información.

Qué más tienes que saber

  • Las comparativas hechas son del todo objetivas. No aceptamos pagos de empresas.

  • Juntar y contrastar esta información son muchas horas de trabajo. ¿Quieres darnos soporte sin darnos nada? Sólo tienes que utilizar las ofertas que te enlazamos del producto que vayas a comprar. Serán los mejores precios y nos darán una comisión muy pequeña que nos ayuda a seguir escribiendo para ti.

¿Quieres preguntar o comentar?

Puedes comentar en esta sección.
Comentarios de esta página han sido cerrados.